www.ecuadoracolores.com
 
 
 
 
Año 2016 - Edición Nº 07
 
 
 
Municipio de Guayaquil
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Jaime Nebot: “TU FUTURO ESTÁ EN TUS MANOS”
 
 
 
 
Fuente: Municipio de Guayaquil
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Les presentamos el discurso del alcalde de Guayaquil, Ab. Jaime Nebot Saadi, durante la Sesión Solemne que se realizó la tarde del lunes 25 de julio, en recordación de los 481 años de fundación de la ciudad.

Guayaquil tiene hoy doble motivo para celebrar… 481 años de fundada, y ni un solo día de fundida. Sí, guayaquileños de nacimiento y de corazón, la peste, los incendios y los piratas no fundieron al Guayaquil de ayer y la grave crisis actual no fundirá al guayaquil de hoy y de mañana, que será eternamente fundado y refundado por ustedes.

Siempre fue claro que el espejismo del diluvio de dinero acabaría, pero no que se convirtiera en brutal sequia… sequia de austeridad y sensatez; sequia de confianza e inversión; sequia de crédito y liquidez; sequia de crecimiento y empleo; sequia de mucho más… pero para nosotros jamás sequia de coraje y de empuje, jamás sequia de esperanza y de fe; de terca fe en la libertad y en el progreso.

Quiero insistir… esta ciudad no se dará por vencida, ni aun vencida, porque tiene el tesón del clavo enmohecido, que viejo y ruin vuelve a ser clavo; porque no es cobarde como el pavo, que oculta su plumaje al primer ruido; porque es orgullosa como el roble, que en su grandeza necesita del agua y no la implora; y si llega a caer nuestra cabeza, que ruja y muerda vengadora.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Sí, con serenidad y con audacia, con prudencia y valentía, desafiamos la crisis y en medio de ella nos erguimos como el gran guayaquil, como el guayaquil del futuro que tenemos el compromiso de construir. Nada ni nadie detendrá a Guayaquil…

En efecto, en plena crisis del Ecuador veamos que esta pasando en Guayaquil en este mes de julio… planta de tratamiento de aguas negras que beneficia a un millón de habitantes de la ciudad, que van desde los cerros Santa Ana y el Carmen, pasando por las parroquias centrales, Febres Cordero y Letamendi hasta Ximena, que incluye Trinitaria. La adjudicaremos y contrataremos en los próximos días. Nuevo alcantarillado que reemplaza el obsoleto de la parroquia Febres Cordero, beneficiando a 265.000 personas. Se adjudicará y se firmará el contrato en los próximos días. Igual respecto de conexiones a la red de alcantarillado, que beneficiarán a decenas de miles de personas en los Guasmos y Trinitaria. La semana pasada inauguramos la planta de bombeo y la red de alcantarillado sanitario para 140.000 personas que viven en la Petrimetral, hacia el oeste.

Ya adjudicamos la Aerovía, para descongestionar el puente de la Unidad Nacional y la vía Menéndez Gilbert, transportando casi 40.000 personas diarias desde Durán a la plaza del Centenario y reduciendo el tiempo de viaje de 1 hora a 20 minutos. Demostrando confianza en Guayaquil, el concesionario asume la operación y su riesgo, y la Agencia Francesa para el Desarrollo financia la obra a 20 años plazo, con 5 años de gracia y un interés inferior al 6% anual.

En los próximos días convocaremos el concurso internacional para integrar el funcionamiento de todos los semáforos de Guayaquil, evitando así el grave perjuicio al tráfico vehicular que causa la desintegración técnica heredada.

Hace pocas horas inauguramos el gigantesco y emblemático monumento a Guayas y Kil y en pocas horas iluminaremos la gran rueda moscovita. Del alto de un edificio de 18 pisos, que funcionará el próximo mes. Hace pocos días inauguramos el segundo balneario artificial en Sauces 6, que permitirá su utilización simultánea para 1.500 personas. Historia, turismo y entretenimiento para beneficio de nuestra gente y nuestros visitantes.

Estas son solo algunas de las 423 obras que confirman la actividad de la Municipalidad en este mes y que incluyen desde la entrega de 26.000 tablets con tecnología de punta a igual número de bachilleres, hasta el convenio para adquirir la competencia para dragar todo el canal de acceso a todas las instalaciones portuarias de Guayaquil, aumentando la competencia y la competitividad de nuestros puertos. Esto sin descuidar la pavimentación de cientos de kilómetros de calles nuevas, que beneficiarán a cientos de miles de ciudadanos de muchísimas cooperativas y barrios populares de nuestra ciudad.

Si, pese a la crisis aquí no hay un solo contratista impago; no hay una sola obra parada; no hay ningún programa interrumpido y no hay ni habrá ningún compromiso incumplido, por grande y significativo que sea. Sin duda, un espíritu libre de crisis, vence siempre a un cuerpo en crisis, y ustedes conciudadanos son invencibles, porque su corazón es de fuego y su alma de acero.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
PROCEDER CON SERIEDAD
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Hay quienes creen que lo hecho en Guayaquil se puede hacer en 4 días o en 4 años. No, no hay magia ni milagros en la administración pública. A ustedes, a Febres Cordero y a mi nos ha tomado 24 años y aún falta por hacer.

Hay quienes no sueñan o solo sueñan, pero el éxito es hacer realidad los sueños. Hay quienes se pasan las campañas prometiendo y el Gobierno explicando porque no cumplieron lo prometido, pero si se respeta al pueblo, la campaña es para comprometerse y el gobierno para cumplir los compromisos. Hay quienes solo piensan en las elecciones del 2017, pero en lo que debemos pensar es en el Ecuador de los próximos 17 años. Hay quienes solo ambicionan ser dueños del Estado, pero lo que el pueblo quiere es un Estado sin dueño. Hay quienes anteponen sus partidos, ideologías y regiones al Ecuador, pero es un Ecuador unido lo que debe anteponerse a todo aquello. Hay quienes predican renunciamientos, pero no practican ninguno ni dan ejemplo alguno.

Conciudadanos, en esa disyuntiva, en esa alternativa ustedes saben dónde está ubicado, que piensa y cómo actúa Jaime Nebot. No necesito explicarlo porque con lo que he hecho y construido les he probado a ustedes, y también a mi mismo, que cuando hace 25 años les prometí que estaba dispuesto a dar parte importante de mi vida para que ustedes vuelvan a vivir, contraje un compromiso de hermano, un compromiso de honor que he cumplido y siempre cumpliré. Muchos cambiarían sin duda la Alcaldía de Guayaquil por la Presidencia de la Republica… yo a ustedes no los cambio por nada ni por nadie… pero no se trata de eso. Se trata de cumplir con su mandato, con mi periodo y mi palabra. Se trata no solo de ser sino de parecer patriota y serio, pues los renunciamientos se hacen y se cumplen por fines superiores. Se trata de hacer realidad una visión y modelo de ciudad y de país. Se trata de bregar por un Ecuador diverso pero unido que alcance progreso y libertad. Se trata de luchar hasta siempre contra el abuso y el desacierto, vengan de donde vinieren… se trata de cambiar la actitud del yo, siempre yo, por la de ustedes, siempre ustedes… yo no necesito ni quiero ningún cargo, ni ningún honor, pues ya tengo el mejor de los cargos y el mayor de los honores: ser un eficiente y solidario empleado y servidor de ustedes. Es hora de que actuemos responsablemente. Tengamos un solo partido: el Ecuador. Una sola ambición: unirnos para que nuestro país funcione; y una sola misión: el bienestar de todos los ciudadanos de todas las regiones de la patria.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
UN CAMBIO PARA BIEN
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Qué proponer, qué implementar para juntos alcanzar esas metas y convertir en realidad esos sueños. Una democracia total es indispensable. Y ser demócrata no es simplemente ganar elecciones, sino comportarse como demócrata respetando la independencia de las funciones del Estado. Nadie por el solo hecho de ganar una elección puede volver a ser el dueño total de las funciones Ejecutiva, Legislativa, Judicial, de Control, Constitucional y Electoral. Eso no es democracia, eso es totalitarismo, y la Constitución y la Ley no deben permitirlo.
 
Una libertad verdadera también es indispensable. La libertad es lo que los ciudadanos tenemos el derecho de hacer y que el Estado no tiene el derecho de impedir. El Estado no puede suprimir ni vulnerar la libertad de expresión y la libertad de emprendimiento. Hay que derogar la Ley de Comunicación… si un periodista se excede y delinque, hay otras leyes para sancionarlo. No se puede usar un pretexto legal para acallar y amedrentar a los demás. Un joven, si es que de verdad hay libertad y gratuidad en la educación, tiene derecho a cupo y a estudiar lo que él quiera, no lo que quiera el gobierno. Además “el socialismo no ha creado nada. Todo lo grandioso ha sido y es creado por los que pueden trabajar en libertad”.
 
Y es indispensable, así mismo, un modelo de desarrollo económico y social que genere crecimiento, bienestar y empleo. Para ello hay que hacer varias cosas.

Hay que crear confianza y seguridad jurídica, con actitudes serias y permanentes, para lograr la suficiente inversión nacional y extranjera. La inversión no llegará obligada por las leyes y el dinero no dejará de salir por la existencia de penalidades legales. Esa bobería nunca ha funcionado. Solo la confianza, los incentivos y la rentabilidad funcionan… hay que renegociar la deuda pública externa e interna para reducir la carga anual de la misma y liberar fondos para el desarrollo. Hay que volver a crear fondos para emergencias y contingencias; hay que demostrar al país y al mundo que somos capaces de ahorrar en épocas de vacas gordas, para manejarnos bien en épocas de vacas flacas. Hay que obtener créditos de organismos y países serios, a largo plazo y a bajos intereses. Hay que proteger la dolarización y rechazar el dinero electrónico. Y, sin duda, hay que reducir el tamaño del Estado. Al respecto solo pongo un ejemplo: lo que Guayaquil invierte en un año, es decir todo lo que se hace y construye en Guayaquil en un año, es igual a lo que el Estado Central gasta en sueldos en un mes, sin hacer con esa suma nada más. En el Estado Central no es que el ingreso es poco, sino que el gasto es mucho. Esto hay que hacerlo sin empobrecer al pueblo quitándole su dinero con impuestos confiscatorios, para dárselo al Estado. No más Estado rico y pueblo pobre, sin medios para comprar, pagar y progresar. No se trata de lograr el máximo ajuste, sino el máximo desarrollo. Más para el Estado, no. Más para el pueblo, si.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
CERCAR LA CRISIS
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Además, es muy importante que la crisis, aguda como es, no contagie a los demás desempleándolos y empobreciéndolos. Hay que cercar la crisis. Hay que evitar que el cáncer se riegue y afecte a más personas. ¿Y esto cómo se hace? Hay que crear normas constitucionales y legales suficientes para que nunca más ningún Gobierno pueda, a ningún título, disponer o apoderarse del dinero depositado en el IESS, en el ISSFA, en el seguro de la policía o en fondos como el de los maestros. Ese dinero no es del Estado, es de los trabajadores y maestros que lo aportan; es privado, no es público, y el Estado no tiene derecho de pretender resolver su crisis con plata ajena. Eso es un despojo que no debe volver a ocurrir.
 
Las ciudades y las provincias no tienen porque recibir con atraso las rentas que les corresponden y que hoy les retienen ilegalmente. Eso solo paraliza la obra pública, interrumpe la cadena de pagos, afecta las ventas de los negocios y genera más desempleo. Eso solo crea más crisis sin resolver la del Gobierno Central. La solución es que el SRI transfiera, con prioridad y directamente a los GADS su dinero. Y por último, hay ciudades que por su ubicación fronteriza o por haber sido victimas del terremoto están en condiciones que perjudican a sus ciudadanos. Esto no se soluciona con ofertas demagógicas de dinero que no existe, sino con incentivos y medidas que solo demandan experiencia, inteligencia y mucho corazón.
 
Ese es a nuestro juicio conciudadanos, el acuerdo mínimo en torno al cual los ecuatorianos debemos unirnos para que el país funcione y ustedes tengan bienestar y empleo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
SÁLVATE Y SALVA AL ECUADOR
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una reciente historia de la humanidad demuestra que el homo sapiens, que era un ser insignificante hace 70 mil años, ha progresado tanto que está a punto de convertirse en un dios. Pero el autor se pregunta ¿hemos reducido la cantidad de sufrimiento en el mundo? Y advierte: no hay nada más peligroso que unos dioses insatisfechos e irresponsables que no saben lo que hacen ni lo que quieren.

Entonces, para lograr lo que queremos y lo que conviene al Ecuador, no elijamos más dioses, más irresponsables, más de aquellos que no saben lo que hacen, ni qué mismo quieren. No más vanidosos ni mentirosos. No más pastores, pues no somos ovejas. No más guías. Pues no estamos perdidos.

Elijamos personas serias, responsables y comprometidas; que sepan qué hacer, cómo hacerlo y sobre todo para quién hacerlo. Y para quien más que para ustedes, porque ustedes son primero. La gente; el pueblo; los pobres deben ser siempre primero. A esos gobernantes tenemos que apoyarlos con grandeza; criticarlos con justicia; exigirles con severidad y castigarlos con dureza. Organicémonos y participemos… construyamos nosotros mismos el camino… pongámonos de pie para construir el camino de la democracia total; de pie para construir el camino de la libertad verdadera, de pie para construir el camino del progreso con conciencia social. Solo así se hace poder popular. Solo así hemos hecho más Guayaquil; y solo así haremos el Ecuador que queremos y merecemos. Tu futuro está en tus manos, constrúyelo… ¡Sálvate, salva tu familia y salva al Ecuador! Se puede, siempre se ha podido y siempre se podrá.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Información de contacto
 
 
 
 
Dirección y redacción de textos: Lcdo. Julio Calero G. - RR.PP.: Felipa Quinteros M.
Edición gráfica y videos: Mario Calero Q. - Diseño Web: Luis Calero Q.
Emails: revista_eec@yahoo.com - ecuadoracolores@yahoo.com - info@ecuadoracolores.com
Guayaquil - Ecuador