www.ecuadoracolores.com
 
 
 
 
Año 2016 - Edición Nº 07
 
 
 
Arte y Cultura
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Esculturas de modelos afroecuatorianas exhibidas en el museo Nahín Isaías
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
En el museo Nahín Isaías, de la ciudad de Guayaquil, por las festividades del mes de julio, en que se celebra un año más de la fundación de la mayor urbe del Ecuador, se realizó la exposición denominada LA CARGA (La mujer del Chota, sus esfuerzos y sus esperanzas), de la artista Alice Trepp, cuyo contenido presenta una serie de esculturas de tamaño natural, que tuvo como modelos a varias mujeres y sus actividades.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Mariana Odila Delgdo Folleco. “Soy feliz por la suerte que me ha tocado vivir, ya no tengo marido y además hay que ser feliz donde Dios lo coloca”.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

LA CARGA, en la que aborda el peso literal y simbólico que soporta la mujer del Valle del Chota. Aquí se verá la jovencita trocada en madre, cargando su retoño; la anciana cansada y sabia junto a sus frutas y verduras, y la vendedora que vive entre los mercados citadinos y su dura cotidianidad. (Patricio Estévez Trejo).

Las esculturas son de tamaño real y tal parece que tuvieran vida. Fueron trabajadas en arcilla y luego se les dio el color. El trabajo se realizó con modelos vivos lo que le permitió a la artista conseguir una gran perfección en sus rasgos y detalles físicos.

Los nombres de algunas de las modelos son: Doña Teresa, María Luisa, Adriana, Viviana. Ádani, Nuri, Anabela, Doris, Janeth y Doña Alguita, entre otras. Todas ellas mujeres luchadoras con una gran historia de alegrías, penalidades y trabajos a cuestas, a más de sus años.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
María Teresa Resida Méndez. “Trabajaba pasando cacharro, visillo; unos paquetitos como los que me hicieron en la escultura”. Tuvo trece hijos.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Como explica la curadora_etnógrafa_decolonial Marisol Cárdenas Oñate en su cometario sobre la obra:

La Carga visibiliza una práctica que es muy frecuente en África y la Diáspora, el peso real y simbólico que las mujeres llevan en sus cabezas. Esta es una práctica ejercida por mujeres desde sus variados oficios, como las mujeres del Valle del Chota muestran en su laburo cotidiano.

Esta tradición se junta con una economía alternativa a la institucional del comercio, en la cual su relación con la tierra, con la práctica de sus ancestras se continúa también a través de su mercadeo. Más que una lógica capitalista se desplaza a un ejercicio de prestigio que permite a las marchantas, cachineras, chulqueras madres encontrar un espacio de reconocimiento laboral en la comunidad más que ganancia. El costo es muy alto, y quizás incomprensible fuera del contexto, sin embargo, el rédito simbólico sin duda, sigue siendo uno de los motores de la movilidad social más eficaz todavía.

Trepp nos presenta así un Homenaje a la Diferencia a través de una polifonía escultórica donde cantan, bailan, cargan, sueñan, amamantan, piensan, leen, viven.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
El museo
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El Museo Nahín Isaías se encuentra en el centro de Guayaquil y en su interior cobija una colección de más de 2.000 obras pictóricas y escultóricas de los siglos XVI, XVII y XVIII y del arte republicano del siglo XIX. La exhibición Cosmogonías introduce al visitante a la iconografía del arte colonial a través de los cuatro elementos: fuego, tierra, aire y agua. Además, existen salas de exposiciones temporales en las que se presentan propuestas emergentes, un centro documental y espacios para el desarrollo permanente de actividades educativas.

Las instalaciones del museo también se utilizan para exposiciones itinerantes como LA CARGA, para beneficio de los artistas de distintas ciudades del país.

El Museo fue creado por el banquero y filántropo Nahim Isaías Barquet (+), quien, en su calidad de gerente general de la antigua institución financiera Filanbanco, impulsó su desarrollo para contribuir con las actividades artísticas y culturales de Guayaquil.

El museo fue inaugurado el 25 de Junio de 1989, años después, el 20 de Julio de 1996, el museo se extendió al campo de la arqueología, adquiriendo valiosas piezas pertenecientes a las principales culturas que habitaron las regiones costaneras del Ecuador actual. La primera exposición en este campo, fue una muestra permanente, denominada “Culturas Prehispánicas del Litoral Ecuatoriano”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
María Luisa Ogonaga Campos. Tuvo cinco hijos y aún trabaja en el mercado.   María Olga de la Cruz Borja. “Pido a Dios por la vida y la salud”. Es prima del futbolista Ulises de la Cruz.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Doris Delgado Yépez. “Trabajo en el mercado de San Roque y voy todos los días. Tiene dos hijas.   Sheila Janeth Espinosa Santacruz. “Mi primer trabajo fue de niñera”. Con el tiempo conoció a un escritor y fue su musa.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Glenda Carolina Ibarra de Jesús. “Aquí no es como en la ciudad, donde los papás hablan a las hijas de cuidarse y esas cosas, aquí no. Tuve un niñito que ya tiene siete años, y tengo otro, un chiquito por lo pronto no voy a tener más”.   Blanca Viviana Vásquez Villalba. Tiene 36 años y su primer hijo lo tuvo a los 26. “Yo era romántica pero no descuidada y decía voy a tener un hijo a los 25 años, pésele a quien le pese”.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Adriana Carolina Carcelén Rodríguez. “Soy de Juncal, nacida en Ibarra. Hice la escuelita aquí y estudié hasta terminar el colegio, voy a estudiar más pero no se qué”.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Información de contacto
 
 
 
 
Dirección y redacción de textos: Lcdo. Julio Calero G. - RR.PP.: Felipa Quinteros M.
Edición gráfica y videos: Mario Calero Q. - Diseño Web: Luis Calero Q.
Emails: revista_eec@yahoo.com - ecuadoracolores@yahoo.com - info@ecuadoracolores.com
Guayaquil - Ecuador