www.ecuadoracolores.com
 
 
 
 
Año 2016 - Edición Nº 12
 
 
 
Municipio de Guayaquil
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Es un atentado contra el derecho de la familia a prosperar: Alcalde Nebot respecto al nuevo proyecto de plusvalía anunciado por el gobierno
 
 
 
 
Fuente: Municipio de Guayaquil
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El alcalde Jaime Nebot rechazó el anuncio del gobierno de un nuevo proyecto de la Ley de Plusvalía enviado a la Asamblea. En una entrevista radial, la mañana del miércoles 30 de noviembre, exhortó a la ciudadanía a prepararse porque una ley de esa naturaleza significa más impuesto, más despojo del patrimonio familiar.

Nebot expresó que las declaraciones dadas en el presente por el Presidente de la República, Rafael Correa, quien sostiene al respecto que el incremento de precios, tratándose de las ventas de inmuebles, es ilegítimo y pertenece al Estado, lo cual el alcalde guayaquileño consideró que hay que rechazar de plano.

Respecto al argumento oficial sobre el contenido del proyecto que consignaría sus recaudaciones para los municipios, aclaró que este impuesto que favorece a los gobiernos seccionales ya existe y consiste en un 10% del excedente de la venta del inmueble que se tributa a los gobiernos locales municipales. Dicho impuesto decrece conforme los años de diferencia entre la compra y venta hasta llegar a 0% al cumplir los 20 años desde su compra.

También aclaró que cuando el estado, central o local, hace una obra y causa un beneficio, se cobre un impuesto, el cual también ya existe y “es perfectamente justo, conveniente, y así debe ser, que se cobre ese tributo, que la ley lo fija en un 50% del beneficio, a las personas que han recibido este beneficio”. Con estos argumentos el alcalde porteño desvirtuó los motivos del proyecto esgrimidos en este aspecto por el gobierno.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
“Debemos prepararnos”
 
 
 
 
 
 
 
 
 

En otra respuesta sobre el tema dentro de la entrevista, el alcalde Nebot reforzó su posición en contra del proyecto de ley de la plusvalía con una alerta: “Aquí debemos prepararnos. Esto –recordó- ocasionó grandes movilizaciones de rechazo en el país. Esto es ya un atentado contra el derecho de la familia a prosperar. ¿Para qué trabaja un padre de familia? Para incrementar su patrimonio en función de su familia y dejar algo mañana para sus hijos. ¿Qué ha hecho el Estado en eso? Nada. Si el Estado hace algo, que cobre, tiene derecho y razón, pero si el estado no hace nada, ya basta con el impuesto del 10% que ya existe en este momento. Entonces, hay que pensar seriamente en defenderse”.

Respecto a la referencia de las manifestaciones, rememoró que en junio, 25, del año anterior, este mismo proyecto produjo la más grande movilización de repudio del pueblo en la vida política de Guayaquil.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
La plusvalía o la protección del capital
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Para completar su argumentación de rechazo al proyecto, acotó que la plusvalía no es más que la protección del capital ante la desvalorización del dinero, lo cual, dijo de paso, no es producida por el sector privado sino por el Estado. Para ejemplificarlo supuso la compra de una casa y su posterior venta al cabo de un tiempo a un precio superior.

“Usted compró una casa hace diez años en 20 mil dólares, y hoy día, la casa vale 60 mil dólares. Usted vende la casa y, ¿qué puede comprar con esos 60 mil dólares? La casa de a lado, que es igualita. ¿Qué es lo que ha ganado? Nada, pero se ha protegido contra la desvalorización del dinero, que es otra cosa; porque si yo vendo la casa en 60 mil dólares y con eso me compro dos casas iguales, entonces me habría ganado una casa, pero si lo que yo puedo comprar, como en la realidad es, la casa de a lado, que es igualita y vale lo mismo, ¿qué compré? ¿Pan para comprar pan? No me he ganado nada, lo que me he, es protegido de la desvalorización del dinero”, ha puntualizado.

También alertó sobre el derrotero que podría tomar este tipo de leyes confiscatorias en el futuro, extrapolando el ejemplo de la plusvalía a los depósitos de ahorros que se tendrían por igual tiempo en un banco, lo cual dijo, también se podría alegar que el capital es privado, pero que las ganancias generadas por los intereses pertenecerían al Estado, siguiendo el erróneo pensamiento del gobierno. Supuso dos personas que invirtieron su dinero en una cuenta bancaria para ganar intereses, la una, y en la compra de una casa, la otra:

“El uno invirtió en un banco, ahorró y tiene los intereses; el otro no tuvo los intereses, pero tuvo lo que se llama la plusvalía que es el ‘interés’ del inmueble, la revalorización del inmueble, así como la plata se revalora con los intereses: ¡Cuidado!, porque todo estos son precedentes, mañana le dicen que así como es ilegítimo, según ellos (el gobierno), el aumento del valor del inmueble, mañana le dicen que también el aumento de valor de la cuenta del banco, con los intereses, también es ilegítimo y le dicen ‘el capital es suyo y los intereses son míos’, porque eso es lo que les están diciendo aquí con esta ley de plusvalía: ‘el capital es suyo, pero la diferencia de precio no es suya, es del estado’”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
El rechazo del pueblo
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El alcalde guayaquileño fue contundente y no dejó resquicios en su posición, que, concluyó, es la del pueblo guayaquileño y ecuatoriano: “Nosotros estamos contra eso, como está el pueblo ecuatoriano: El 75 por ciento del pueblo rechaza este tipo de cosas. Esto es más impuestos, más empobrecimiento, más traslado del dinero del pueblo a los fondos del estado, sin ningún esfuerzo del estado, ‘que no se ajusta el cinturón, mientras al pueblo le sobra el pantalón’. Eso no es correcto, eso no es justo, eso hay que rechazarlo”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Información de contacto
 
 
 
 
Dirección y redacción de textos: Lcdo. Julio Calero G. - RR.PP.: Felipa Quinteros M.
Edición gráfica y videos: Mario Calero Q. - Diseño Web: Luis Calero Q.
Emails: revista_eec@yahoo.com - ecuadoracolores@yahoo.com - info@ecuadoracolores.com
Guayaquil - Ecuador