www.ecuadoracolores.com
 
 
 
 
Año 2015 - Edición Nº 03
 
 
 
Nacional
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Más de 5 mil árboles están en proceso
para reforestar la provincia del Guayas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
El proceso de producción de árboles en el Vivero Forestal Provincial del Guayas inicia con la recolección de semillas de un árbol madre en óptimas condiciones.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El Vivero Forestal Provincial, creado por la Prefectura con el auspicio de USAID y del el Servicio Forestal de los Estados Unidos, trabaja arduamente para la recuperación de los ecosistemas de la provincia.

Es así como a Prefectura del Guayas donó, el sábado 21 de febrero, 400 árboles de su producción en el Vivero Forestal Provincial, que fueron plantados en la Zona de Conservación ‘Guayacán’, ubicada en la vía a La Costa.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Después de ser limpiadas y curadas las semillas de los árboles son almacenadas en un cuarto frío que ayuda a su conservación.   En el área de semilleros, las semillas son plantadas y permanecen hasta que germinan y de ellas brotan las primeras hojas verdaderas.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

La producción y siembra de estas plantas forma parte de la labor ejecutada por el Gobierno Provincial, a través de su Dirección de Gestión Ambiental, para cumplir con el 'Plan estratégico institucional para la reforestación y restauración del ecosistema de la provincia del Guayas 2014-2019'.

Este centro de producción forestal fue creado en agosto de 2014 con el auspicio financiero y técnico de La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID por sus siglas en inglés) y el Servicio Forestal de los Estados Unidos. Plantea recuperar los ecosistemas de la provincia con especies propias de ésta jurisdicción.

Hasta la fecha, la Corporación Provincial ha donado cerca de 100 árboles a instituciones educativas y zonas de reserva. Tiene en proceso de producción 5 mil plantas más, que serán sembradas en distintos puntos de la provincia que lo requieran.

Giovanni Zambrano, encargado del vivero, explicó que la labor de esta área está centrada en la producción de unas 20 especies nativas de árboles autóctonos de la provincia, como son el guayacán, laurel, fernán sánchez, algarrobo, caña fístula, así como los frutales: guaba de bejuco, guaba de machete, chirimoya, guanábana, capulí y otras especies más.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Las plantas son repicadas desde el semillero hasta el área de platabandas, donde pasan semanas en proceso de crecimiento hasta estar lo suficientemente grandes y fuertes para ser sembradas.   Los colaboradores del vivero, Jorge Burgos y David Tanner, pasan varias horas del día en el galpón de preparación de sustratos, llenando las fundas donde serán repicadas las nuevas plantas con tierra con nutrientes, arena, material de compactación y estiércol.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Zambrano agregó que para contar con las plantas listas para ser utilizadas en reforestación se cumplen varias etapas que requieren un tiempo mínimo de 4 meses con cuidados permanentes para no perder el producto.

Estas son, la recolección de semillas en el campo, de un árbol madre con características óptimas; la limpieza de las mismas, que incluye su extracción de las vainas y eliminación de insectos; una curación con un fungicida y su almacenamiento en un área fría, y su siembra en los semilleros.

Finalmente, el traspaso individual de cada planta germinada a fundas que contienen tierra mezclada y compactada con nutrientes, que son colocadas en las platabandas, donde pasan varias semanas en proceso de crecimiento, hasta que las plantitas son lo suficientemente fuertes para sobrevivir a su traslado y replantación en otro lugar.

“Tenemos pedidos de parte de Gobiernos Municipales y de distintas áreas de conservación de la provincia para que les donemos árboles producidos en el vivero”, contó Zambrano, quien trabaja junto con otros cuatro especialistas en el área.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
El encargado del vivero, Giovanni Zambrano, explicó los procesos que deben seguir las plantas desde que son sembradas hasta que están listas para ser plantadas.   Las semillas recolectadas son extraídas de sus vainas y limpiadas de insectos antes de ser curadas y almacenadas.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El funcionario indicó que para asegurarse que las plantas producidas serán utilizadas adecuadamente y cumplan el objetivo para el que fueron sembradas, previo a su entrega, el equipo de Gestión Ambiental de la Prefectura visita el área a reforestar para constatar qué especies se pueden sembrar de acuerdo al ecosistema y qué cantidad de árboles pueden ser ubicados en ese espacio.

Asimismo, meses después de la entrega de árboles “se realiza una inspección para constatar que todas las plantas fueron sembradas adecuadamente y que estén recibiendo los cuidados necesarios, tomando en cuenta que quienes reciben los árboles firman un acta de compromiso de brindarles cuidados por un mínimo de tres años para asegurar su sobrevivencia”, dijo el encargado del vivero.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
En el Vivero Forestal Provincial se producen especies propias del área rural guayasense.   Cada planta germinada se repica en una funda que contiene tierra mezclada y compactada con nutrientes, que serán colocadas en las platabandas, donde pasarán varias semanas en proceso de crecimiento.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Por su parte, la directora de Gestión Ambiental de la Prefectura, Cecilia Herrera, explicó que el vivero nació a raíz de detectar la alta importancia de velar por las áreas deforestadas para comenzar a introducir árboles de especies endémicas de aquellos sitios deforestados, para que en un futuro estas plantas crezcan y puedan recuperarse las tierras que se encuentran erosionadas y se incremente la generación de oxígeno.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
La directora de Gestión Ambiental de la Prefectura, Cecilia Herrera, sembró un árbol de fernán sánchez en los jardines del Vivero Forestal Provincial, al que bautizó con el nombre ‘Nuevo Guayas’.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Herrera indicó que las iniciativas de reforestación son apoyadas e impulsadas por el Gobierno Provincial. “Nosotros acogemos peticiones tanto de Municipios, como de unidades educativas, o áreas de conservación provincial, donde nos manifiestan que requieren que acudamos a realizar las reforestaciones, las cuales se realizan de acuerdo a una planificación”, explicó la directora de Gestión Ambiental.

La funcionaria añadió que plantar un árbol es una actividad que podemos hacer solos, en familia o entre miembros de una comunidad. “Quien desee hacerlo solo debe acercarse a la Dirección de Gestión Ambiental y pedir la asesoría necesaria. Esta será brindada a través de la Unidad de Educación Ambiental, que realizará réplicas a través de escuelas, grupos de familias”, señaló Herrera, quien agregó que esto servirá “para que sembrar un árbol se convierta en un hábito entre los guayasenses”

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Información de contacto
 
 
 
 
Dirección y redacción de textos: Lcdo. Julio Calero G. - RR.PP.: Felipa Quinteros M.
Edición gráfica y videos: Mario Calero Q. - Diseño Web: Luis Calero Q.
Emails: revista_eec@yahoo.com - ecuadoracolores@yahoo.com - info@ecuadoracolores.com
Guayaquil - Ecuador