www.ecuadoracolores.com
 
 
 
 
Año 2015 - Edición Nº 03
 
 
 
Internacional
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
ALMA abre sus ojos para todo el mundo desde Chile
 
 
 
 
Por: Annemarie Balde L.
Turismo en Chile y el Mundo
www.ablturismo.com – Chile
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), una asociación internacional entre Europa, Norteamérica y Asia del Este, en colaboración con la República de Chile, es el mayor proyecto astronómico del mundo. Se trata de un interferómetro revolucionario que comprende un conjunto de 66 antenas (también llamadas: reflectores o radiotelescopios cuando es de una única antena) de 7 y 12 metros de diámetro destinado a observar longitudes de onda milimétricas y submilimétricas. El proyecto fue construido en el llano de Chajnantor, a 5.058,7 m de altitud, en el desierto de Atacama, en la zona norte de Chile. Con un costo de más de 1.000 millones de euros, es el mayor y más caro radiotelescopio terrestre construido hasta la fecha.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
ALMA se abre a todo público en forma gratuita.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

La gran novedad que acaba de anunciar el observatorio ALMA, es que está abierto a todo el público interesado a partir del 29 de marzo del presente. Ubicado a 50 km de San Pedro de Atacama, estará abierto cada sábado y domingo por la mañana, previa inscripción. Para ello habrá que llenar un formulario. Sólo las personas previamente inscritas y confirmadas podrán visitar el Sitio de Apoyo a las Operaciones de ALMA (OSF), campamento donde trabaja el personal de ALMA y donde los visitantes podrán ver la sala de control, laboratorios y generalmente antenas en mantención y un transportador de antenas. Por motivos de seguridad no están autorizadas las visitas al llano de Chajnantor (AOS, donde se ubica el conjunto de antenas), debido a su gran altitud, a 5.000 metros sobre el nivel del mar.

Para adquirir una entrada (gratuita) debe buscar la fecha que le acomode. De no haber cupos disponibles, se puede inscribir en la lista de espera y, si es que se libera uno, se enviará un correo confirmando su participación.

Las inscripciones para conocer el observatorio son individuales, incluso para menores de edad. La visita sólo es apta para mayores de 4 años. Los datos solicitados deben ser completados íntegramente, especialmente la información de contacto en caso de algún cambio o cancelación, debido a razones climáticas, problemas en los caminos o emergencias. Si necesita cancelar su reservación, envié un correo con al menos 24 horas de antelación a visit@alma.cl.

El día de la visita, un bus de ALMA partirá a las 9:00 AM desde el estacionamiento público ubicado detrás del Museo de San Pedro de Atacama, con quienes estén previamente inscritos y hayan recibido confirmación. Todos los pasajeros deben portar una identificación. El bus regresará al mismo punto de partida cerca de las 13:00 horas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Imágenes extremadamente detalladas de estrellas y planetas
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Se espera que el ALMA permita vislumbrar la formación de las estrellas en los albores del universo y obtener imágenes extremadamente detalladas de estrellas y planetas en proceso de nacimiento. ALMA comenzó las observaciones astronómicas durante el segundo semestre de 2011 y las primeras imágenes se publicaron en la prensa el 3 de octubre del mismo año. La inauguración del proyecto se llevó a cabo el 13 de marzo de 2013.

ALMA forma un único radiotelescopio6 de diseño revolucionario, compuesto inicialmente de 66 antenas de gran precisión que operaran en longitudes de onda de 0,3 a 9,6 mm. El conjunto tiene una sensibilidad y una resolución muy superiores a las de los radiotelescopios submilimétricos existentes como el radiotelescopio de un solo reflector James Clerk Maxwell o las demás redes interferométricas como el Submillimeter Array o el observatorio Plateau de Bure de IRAM.

Las antenas pueden desplazarse en el desierto recorriendo distancias que van de 150 m a 16 km, lo que proporciona a ALMA un poderoso “zoom” variable, de funcionamiento similar al del VLA en Nuevo México, Estados Unidos.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Gran sensibilidad debido a las 66 antenas que tiene el conjunt
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Las antenas son proporcionadas por los socios europeos, norteamericanos y asiáticos de ALMA. Los socios norteamericanos y europeos ya encargaron 25 antenas de 12 metros de diámetro, las cuales componen el conjunto principal. Asia del Este proporcionó 16 antenas (4 de 12 metros de diámetro y 12 de 7 metros) que forman el Conjunto Compacto Atacama (ACA, en su sigla en inglés) y se incorporarán al proyecto ampliado de ALMA.

Al utilizar estas antenas más pequeñas del ACA, se pueden generar imágenes de zonas más amplias a ciertas frecuencias. El hecho de poder acercarlas más también permite generar imágenes de fuentes con mayor extensión angular. El ACA trabajará con el conjunto principal para incrementar la capacidad de este último para generar imágenes de amplias zonas.

ALMA nació de una fusión de ideas a partir de tres proyectos astronómicos: el Millimeter Array (MMA, ‘Conjunto Milimétrico’) de EE. UU., el Large Southern Array (LSA, ‘Gran Conjunto del Sur’) de Europa y el Large Millimeter Array (LMA, ‘Gran Conjunto Milimétrico’) de Japón. En 1997 se dio el gran paso cuando el Observatorio Europeo Austral (ESO, en su sigla en inglés) y el Observatorio Radio Astronómico Nacional (NRAO, en su sigla en inglés) acordaron dar inicio a un proyecto que combinara el MMA y el LSA en un único emprendimiento, que posteriormente se bautizaría como ALMA. El proyecto combinaba la sensibilidad del LSA con la cobertura de frecuencia y la altitud superior del MMA. ESO y NRAO trabajaron juntos en grupos técnicos, científicos y de gestión para definir y organizar un proyecto conjunto, sumando la participación de Canadá y España (que no formaba parte de ESO en la época).

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Japón entró en 2004 oficialmente a ALMA
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A esta decisión siguió una serie de resoluciones y acuerdos, incluida la elección, en marzo de 1999, de “Atacama Large Millimeter Array” (ALMA), como nombre del proyecto. Estos esfuerzos culminaron en la firma del acuerdo que instituyó ALMA el 25 de febrero de 2003 entre partes norteamericanas y europeas. Tras varios años de negociación, el Proyecto ALMA recibió una propuesta del Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ, en su sigla en inglés) para proporcionar el Conjunto Compacto Atacama (ACA, en su sigla en inglés) y tres receptores de banda adicionales para el conjunto principal, ampliando así el Proyecto ALMA. Las negociaciones entre ALMA y NAOJ se tradujeron en la firma de un acuerdo de alto nivel el 14 de septiembre de 2004 que marcó la entrada oficial de Japón al Proyecto ALMA ampliado, llamado desde entonces Atacama Large Millimeter/submillimeter Array.

Durante las primeras etapas de planificación de ALMA, se decidió encargar la construcción de las antenas a distintas empresas de renombre en Norteamérica, Europa y Japón en vez de limitarse a un solo diseño, debido principalmente a razones políticas. Aunque los proveedores han utilizado métodos muy distintos, cada uno de los diseños presentados parece cumplir con los estrictos requisitos de ALMA.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Traslado de las antenas de ALMA a 2.900 m de altitud
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El traslado de antenas de 115 toneladas desde el Centro de Operaciones (OSF, por su sigla en inglés), situado a 2.900 m de altitud, hasta el emplazamiento del proyecto, a 5.058,7 m, es una tarea sumamente delicada. Para ello, se optó por utilizar dos camiones autocargadores de 28 llantas hechos a medida por Scheuerle Fahrzeugfabrik en Alemania. Cada uno tiene 10 m de ancho, 20 m de largo y 6 m de altura, pesa 130 t, y está equipado con motores a diésel de 500 kW.
Estos vehículos cuentan con un asiento de conductor dotado de un tanque de oxígeno para ayudar a respirar a gran altitud y son capaces de recoger las antenas y colocarlas con gran precisión en los lugares previstos. El primer camión quedó listo y superó las pruebas en julio de 2007. Ambos fueron entregados al Centro de Operaciones en Chile el 15 de febrero de 2008.

El 7 de julio de 2008, uno de los camiones transportó por primera vez una antena, que trasladó desde el interior de una de las Instalación de Montaje (SEF, por su sigla en inglés) hasta una plataforma al aire libre para realizar pruebas (mediciones holográficas de superficie). Se trataba de una antena de diseño norteamericano VertexRSI.

Durante el otoño de 2009 se trasladaron las primeras tres antenas, una por una, hasta el Sitio de Operaciones del Conjunto (AOS, por su sigla en inglés). A fines de 2009, un equipo de astrónomos e ingenieros de ALMA combinó con éxito las señales de tres antenas en el sitio de observación del proyecto, a 5.000 m de altitud, concluyendo así la primera etapa de ensamblaje e integración del incipiente conjunto. Al combinar por primera vez las señales de tres antenas, el equipo de ALMA pudo corregir errores que surgen cuando se utilizan apenas dos antenas, lo que allanó el camino para la generación de imágenes precisas y de alta resolución. Tras alcanzarse este hito, se dio inicio a la puesta en marcha del observatorio el 22 de enero de 2010.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ubicando una antena a 5.000m de altitud
 
 
 
 
 
 
 
 
 
La meta principal de cada ARC es: asesorar a la comunidad de usuarios en la preparación de propuestas de observación, cerciorarse de que los programas de observación cumplen con sus metas científicas, administrar un mesón de ayuda para la presentación de propuestas y programas de observación, entregar la información a los investigadores principales, mantener la base de datos de ALMA, ayudar a ajustar los datos y proporcionar información de retroalimentación a los usuarios.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Una noche estrellada en ALMA
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Las 360 noches estrelladas que tiene el desierto de Atacama, Chile, ofrecen la posibilidad de que al menos 50 antenas de 12 m de diámetro situadas a 5.000 m de altitud en el llano de Chajnantor, secundadas por un conjunto compacto de 4 antenas de 12 m y 12 antenas de 7 m, permitan observar el cielo muy detalladamente.

También está la capacidad de generar imágenes de tamaños entre minutos de arco y grados con una resolución angular de un segundo de arco.

Por ahora ALMA es el instrumento más grande y sensible del mundo en las longitudes de onda milimétricas y submilimétricas. Posee una sensibilidad de detección de fuentes 20 veces superior a la del VLA.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Información de contacto
 
 
 
 
Dirección y redacción de textos: Lcdo. Julio Calero G. - RR.PP.: Felipa Quinteros M.
Edición gráfica y videos: Mario Calero Q. - Diseño Web: Luis Calero Q.
Emails: revista_eec@yahoo.com - ecuadoracolores@yahoo.com - info@ecuadoracolores.com
Guayaquil - Ecuador