www.ecuadoracolores.com
 
 
 
 
Año 2015 - Edición Nº 04
 
 
 
Nacional
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Conservación, investigación y descubrimientos tienen su espacio en el Museo de Zoología de la PUCE
 
 
 
 
Fuente: Agencia de Noticias Andes
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Santiago Ron, curador del Museo de Zoología de la PUCE, muestra una de las especies que forma parte de la colección biológica más grande del Ecuador. Foto: Micaela Ayala V.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Hace varias semanas, en la revista científica Zookeys se publicó el hallazgo de tres nuevas especies de lagartijas de palo que habitan en las selvas de Ecuador y Perú. Para que esta investigación saliera a la luz se necesitaron tres años de trabajo en el descubrimiento de las especies, su identificación y la verificación de científicos especializados.

Omar Torres, investigador del Museo de Zoología QCAZ de la Pontificia Universidad Católica de Quito (PUCE), formó parte del equipo que descubrió a estas lagartijas a las que la prensa llamó “dragones enanos” o “pequeños godzillas” debido a sus particulares características como escamas proyectadas, crestas en forma de sierra y tornasolados dorsos.

La agencia Andes visitó este museo, que cuenta con la colección biológica más grande del Ecuador y uno de los bancos de genoma más completos de Latinoamérica. Allí trabajan 60 personas (entre científicos, docentes y estudiantes) que se encargan del estudio de insectos, mamíferos, anfibios y reptiles.

Santiago Ron, curador del museo, explica que Ecuador es un lugar privilegiado porque concentra, en un espacio relativamente pequeño, una enorme biodiversidad que no ha sido investigada. "Lo que nosotros estamos haciendo es dar los primeros pasos para su descubrimiento. Estamos yendo al campo, descubrimos nuevas especies, las describimos y logramos que por primera vez la comunidad científica se entere de que estos animales existen”.

Durante este año el museo está recibiendo apoyo económico de la Secretaria Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt), a través de su Proyecto Arca de Noé, que busca crear un inventario genético de las especies del Ecuador.

La investigación se centra en el estudio de las especies que habitan en los Parques Nacionales Sangay, Llanganates, Podocarpus y Yacuri, ubicados en las estribaciones orientales de la cordillera de Los Andes que dan a la Amazonía. “Son zonas en las que se han hecho pocas colecciones biológicas por lo que se puede encontrar diversidad que nunca había sido conocida”, señala Ron.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Una colección biológica para el futuro del país
 
 
 
 
 
 
 
 
 
En el Museo se conserva a las especies en ethanol para poder seguir siendo analizadas.
Foto: Micaela Ayala
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El QCAZ mantiene la colección biológica más grande del país con 60.000 especies de anfibios y 10.000 de reptiles. Según Ron, en la colección incluye animales que están extintos. “Si no fuera por estos especimenes no tendríamos nada, ahí radica la importancia de estas colecciones biológicas. Estamos convencidos de que es algo importantísimo para el futuro del país”.

Los investigadores del QCAZ realizan salidas de campo mensuales para recolectar especies, luego hacen análisis de ADN de los ejemplares y archivan cada una de la especies en su colección.

Diego Paucar, administrador de la colección, indica que en el laboratorio del museo se extraen las muestras genéticas y se realiza un proceso de conservación en el que se usa formol. “Nosotros elegimos la posición en la que deben quedarse para poder ser estudiadas, de ahí se endurecen y quedan como si fueran de caucho. Cuando se verifica todos los datos se les pone una etiqueta y entran a la colección”, explica.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
En el laboratorio del QCAZ se saca las muestras biológicas de las especies para el banco de genoma. Foto: Micaela Ayala
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A los animales se los conserva en unos frascos llenos de etanol que los mantiene en óptimas condiciones para seguir siendo estudiados. Las muestras genéticas que se obtienen de ellos son almacenadas en congeladores especiales para poder ser utilizadas en futuros estudios. La información también está disponible en línea en la página web: zoologia.puce.edu.ec.

Según Ron, todo este conocimiento representa recursos que pueden generar beneficios económicos para el país en el futuro. “Estamos hablando de una gran cantidad de aplicaciones en la agricultura, en la medicina, en la ingeniería genética. Podría ser posible que cosas que parecen improbables puedan hacerse en el futuro, como transferir ciertas propiedades que tienen las plantas silvestres a variedades que son cultivadas”.

Incluso hay la posibilidad de que algunas propiedades genéticas de las especies que se conservan en el banco de genoma puedan ser transferidas más tarde a medicinas para que los seres humanos se curen de ciertas enfermedades.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
El descubrimiento de especies muestra la diversidad del país
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Dos de las especies de "pequeños dragones" halladas en Ecuador forman parte de la colección.
Foto: Micaela Ayala
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Las tres nuevas especies de lagartijas de palo del género Enyalioides que fueron bautizadas como Enyalioides altotambo, Enyalioides anisolepis y Enyalioides sophiarothschildae muestran la gran biodiversidad que alberga el Ecuador y el compromiso que existe para estudiarlas y conservarlas.

Según explicó el investigador peruano, Pablo Venegas, uno de los responsables del hallazgo, que trabaja en el QCAZ, una de estas lagartijas tiene un rango de distribución muy restringido por lo que es vulnerable a la destrucción de su hábitat. “Es una especie que, en el hipotético caso de que no lo hubiéramos encontrado ahora, podría haber desaparecido en el lado ecuatoriano por la deforestación. En el lado peruano ventajosamente vive en un parque nacional así que al menos ahí está protegida”, dijo.

Hace una década se encontró el primer ejemplar de la endémica Enyalioides altotambo en los bosques de la provincia costera ecuatoriana de Esmeraldas. Un lustro después el equipo de investigadores, en el que además de Venegas participó Kevin de Queiroz, del Instituto Smithsonian de Estados Unidos, logró capturar otro reptil de las mismas características en la zona de Alto Tambo, unos 125 km al norte de Quito.

La Enyalioides anisolepis fue hallada en las estribaciones de la cordillera de Los Andes, entre la provincia ecuatoriana de Zamora Chinchipe y el departamento peruano de Cajamarca. Y en 2003 se localizó en la selva alta del amazónico departamento peruano de San Martín la tercera especie, llamada Enyalioides sophiarothschildae en honor a la alemana Sophia Rothschild, patrocinadora de la investigación.

Un estudio de ADN, de coloración y de tipo y forma de escamas confirmó que eran tres ejemplares desconocidos de lagartijas de palo, un gran descubrimiento para la comunidad científica del mundo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Una de las últimas lagartijas halladas en Ecuador de la especie Enyalioides praestabilis hallada en el Parque Nacional Podocarpus, en la provincia de Loja, al sur del país. Foto: Museo de Zoología
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ecuador lidera la lista de los 10 países con más diversidad de reptiles del mundo si tomamos en cuenta su área, pues cuenta con aproximadamente tres especies por cada 2.000 kilómetros cuadrados. Hasta la fecha se han registrado 450 especies de reptiles en el país.

En anfibios, el Ecuador ocupa el tercer lugar a nivel mundial tras Brasil y Colombia. Hay 557 especies reconocidas formalmente, pero Ron estima que haya unas 300 especies más que aún no han sido investigadas.

Desde que en 2008 arrancó el Proyecto Arca de Noé, científicos ecuatorianos han inscrito más de 30 especies de vertebrados, especialmente ranas. Según Ron, en 2014 se describieron 17 especies de ranas, muchas de las cuales son investigaciones con otras instituciones como el Museo de Historia Natural o la Universidad Politécnica Nacional.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Imagen de la rana Ameerega parvula encontrada en el Parque Nacional Sangay, en el centro-este de Ecuador. Foto: Museo de Zoología
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Información de contacto
 
 
 
 
Dirección y redacción de textos: Lcdo. Julio Calero G. - RR.PP.: Felipa Quinteros M.
Edición gráfica y videos: Mario Calero Q. - Diseño Web: Luis Calero Q.
Emails: revista_eec@yahoo.com - ecuadoracolores@yahoo.com - info@ecuadoracolores.com
Guayaquil - Ecuador