www.ecuadoracolores.com
 
 
 
 
Año 2014 - Edición Nº 09
 
 
 
Nacional
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Leyendas del Guayaquil antiguo (II Parte)
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Utilizando la coreografía desarrollada por la Fundación ‘Malecón 2000’ en el programa denominado ‘Invasión Pirata’, que se presentó en los jardines del Malecón Simón Bolívar, durante las festividades del mes de julio en homenaje a la fundación de la ciudad de Guayaquil, presentamos en esta edición la segunda parte de varias leyendas tradicionales que son parte del acervo histórico-mitológico de la gran urbe porteña.

Los textos en gran parte son reproducidos de los escritos expuestos en diferentes puntos informativos de la presentación de la ‘Invasión Pirata’; por su parte las imágenes que exponemos fueron captadas durante un recorrido por el lugar..

Las leyendas que les presentamos en esta oportunidad se refieren a La dama tapada, una mujer que se aparecía a los amantes de la noche; El niño de la mano negra, que habla de un niño español que nació sin una mano pero que milagrosamente le creció una de color negro; y Posor-Já, una hermosa princesa que apareció misteriosamente en el mar, en la parroquia Posorja, y que de igual manera desapareció envuelta en el misterio.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
La Dama tapada
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Solo se aparecía a la medianoche a mujeriegos y borrachos, luciendo un elegante vestido negro de la época y un velo que cubría su rostro.

Su perfume y sus movimientos sensuales hipnotizaban a su victima para que la siguiera hasta el Cementerio General y es ahí donde ella se daba la vuelta y mostraba su rostro aterrador en forma de calavera, para luego desaparecer del lugar.

Muy pocos sobrevivían al susto para contar su experiencia. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
El niño de la mano negra
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Toribio de Castro Grijuela, nació en una familia acomodada, fue enorme la pena de sus padres al ver que al nacer no tenía la mano derecha. Sus padres eran muy devotos a la Virgen del Soto y por su intermedio pidieron un milagro a Dios.

El niño crecía y daba mucha ayuda a los pobres y mendigos. Un día se le presentó una anciana con un niño, pidiéndole algo de comer, Toribio con gran alegría los atendió y la anciana le ofreció un regalo a cambio, al día siguiente Toribio despertó dando gritos de emoción, enseñó a sus padres que tenía ya la mano derecha, pero de color negro.

Cuenta la leyenda que Toribio, en 1587, en la isla Puná, se enfrentó a Cavendish y sus piratas y logró derrotarlos. Se dice que cuando su cuerpo fue exhumado algunos años después de su muerte, su mano negra no se había descompuesto.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Posor-Já
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

La parroquia Posorja lleva su nombre en honor a una niña que llegó sola a este lugar en una pequeña embarcación, a la cual los nativos la llamaron Posor-Já, que significa Espuma de Mar, considerándola una princesa. Tuvo el don de de la adivinación; a Huayna-Capac y Atahualpa les predijo los trágicos desenlaces de sus reinados.

Terminando su misión se dirigió al mar perdiéndose entre las olas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Información de contacto
 
 
 
 
Dirección y redacción de textos: Lcdo. Julio Calero G. - RR.PP.: Felipa Quinteros M.
Edición gráfica y videos: Mario Calero Q. - Diseño Web: Luis Calero Q.
Emails: revista_eec@yahoo.com - ecuadoracolores@yahoo.com - info@ecuadoracolores.com
Guayaquil - Ecuador