www.ecuadoracolores.com
 
 
 
 
Año 2014 - Edición Nº 01
 
 
 
Nacional
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
La calle García Moreno está bloqueada entre la avenida 9 de Octubre y la Hurtado.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Guayaquil necesita que se habiliten calles
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Cada día el tráfico por las calles de Guayaquil se vuelve más lento y pesado, y esto es debido a la gran cantidad de vehículos que circulan por sus calles, así como por la desobediencia y en casos descortesía de conductores que irrespetan las señales de tránsito y tratan de avasallar a los demás para ganar unos cuantos puestos en las largas filas de automotores que se forman en diversas calles y avenidas.

Es así como por este proceder que muchas intersecciones quedan bloqueadas por vehículos atravesados en la mitad de la calle, puestos ahí por conductores que, sabiendo que no van a alcanzar a cruzarlas, sin embargo y con la mayor indolencia realizan la maniobra sin importarles que con ella están cerrando el paso a los vehículos que circulan por la calle transversal, lo cual, a su vez, entorpece todavía más el desplazamiento de los carros, creando muchas veces situaciones que llegan a los insultos, a los roces, a los choques y a las amenazas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
El tráfico es muy intenso en las calles de Guayaquil y es necesario aplicar soluciones para darle fluidez.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Hay sectores en que estas situaciones se vuelven inevitables y si no hay la presencia de los uniformados de la Comisión de Tránsito del Ecuador para imponer el orden, el caos persiste por varias horas, ocasionado un gran desperdicio de tiempo y de combustible, que se quema inútilmente.

Esto especialmente ocurre desde el sector que comienza en la calle Cuenca hacia el sector norte de la ciudad, esto es hacia la avenida 9 de Octubre, la Ciudadela Universitaria, el Aeropuerto Internacional “José Joaquín de Olmedo”, la avenida Francisco de Orellana, las ciudadelas Alborada y Sauces, así como otros más, volviéndose, en las llamadas horas pico, un martirio para los conductores el circular con sus vehículos.

Sin embargo, existen dos zonas en la parte central de Guayaquil en las que se podría dar fluidez al tránsito vehicular si las autoridades respectivas adoptaran las medidas adecuadas, las que no tendrían un gran costo y aliviarían el tráfico.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
El consulado general de los Estados Unidos de Norteamérica se trasladó a otro sector de la ciudad, quedando un pequeño parque de una cuadra de extensión.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

La primera zona es la cuadra de la calle García Moreno comprendida entre la avenida 9 de Octubre y la calle Hurtado. Esta cuadra fue cerrada luego de que se produjeran en los Estados Unidos de Norteamérica los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001, para prevenir posibles atentados contra el consulado general de dicho país.

La decisión la tomó la Alcaldía de Guayaquil y desde ese año el tráfico que circulaba de sur hacia norte de la ciudad quedó bloqueado, debiendo dar los conductores un giro a la izquierda al llegar a la calle Hurtado para buscar otra que les permitiera continuar en dirección al norte, ocasionando una saturación vehicular en el sector.

A fines del 2013, el consulado general de los Estados Unidos de Norteamérica anunció oficialmente su traslado hacia otra zona de la ciudad, como lo explicó en un comunicado ubicado en su página web: El Consulado General en Guayaquil anuncia con satisfacción, después de 50 años de haber estado ubicado en 9 de Octubre y García Moreno, la apertura de sus nuevas facilidades en la Calle Santa Ana y Av. José Rodriguez Bonín; Sector: San Eduardo (Diagonal a la Policía Judicial) a partir del día lunes 16 de Diciembre de 2013.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Croquis del sector de la calle García Moreno actualmente cerrado. (Color verde). En la esquina sur-oeste se encuentra la pista atlética Emilio Estrada.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

En consecuencia, al ya no funcionar el consulado en la intersección de la avenida 9 de Octubre y García Moreno, desapareció el peligro de un atentado terrorista y por lo tanto la calle García Moreno podría ser habilitada en su totalidad, permitiéndose que los vehículos puedan circular en línea recta desde el sur hacia el norte de Guayaquil.

En el mismo sector funciona la vieja pista atlética Víctor Emilio Estrada, estructura que bien podía ser trasladada al parque Los Samanes o al complejo deportivo que el Presidente Correa ha anunciado que construirá en el sur de Guayaquil, en los terrenos que actualmente pertenecen a la Asociación de Fútbol del Guayas, la que a cambio recibiría el estadio para 8.000 espectadores que se construirá en el parque Los Samanes.

Al ser trasladada la pista atlética a otro sector, bien se podría abrir la calle denominada Avenida del Ejército, para permitir el tráfico de sur a norte o a la inversa, quedando intocable el complejo de piscinas olímpicas de la Federación Deportiva del Guayas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Estadio de béisbol “Yeyo Uraga”, inaugurado en 1965.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

La otra zona es más grande se refiere al Complejo Deportivo “Pío López Lara”,  comprendido entre las calles Los Ríos, Cuenca, Tungurahua y Capitán Damián Nájera Murillo. En ella se encuentran ubicados los estadios “Yeyo Uraga”, de béisbol; “Ramón Unamuno”, de fútbol; el coliseo de básquetbol “Abel Jiménez Parra”; y el pequeño gimnasio de box “César Salazar Navas”, todos de propiedad de la Federación Deportiva del Guayas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Estadio de fútbol “Ramón Unamuno”, inaugurado el 24 de septiembre de 1922.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El Presidente de la República, Rafael Correa, ha manifestado que en el parque Los Samanes, que se está edificando en otro sector de Guayaquil, se construirán los nuevos estadios “Yeyo Uraga”, “Ramón Unamuno” y el coliseo “Abel Jiménez Parra”, trasladándolos desde su actual ubicación y que en dicho lugar, que corresponderían a 8 hectáreas, se construiría un gran parque.

Si el anuncio presidencial se concretara, debería estudiarse la conveniencia de habilitar totalmente las calles Carchi y Tulcán que actualmente están cortadas por las moles deportivas que se construyeron hace décadas, cuando Guayaquil era un pañuelo en comparación a su extensión actual.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Coliseo “Abel Jiménez Parra”, su capacidad es de 2.500 personas.   Micro Gimnasio “César Salazar Navas”.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El gran parque podría construirse por sectores que se unirían con pasos peatonales elevados, como el existente en la avenida 9 de Octubre, junto a puente 5 de Junio, que une los sectores norte y sur del malecón del estero Salado, por los cuales los visitantes podrían caminar sin peligro mientras los vehículos circulan por la parte baja.

Como puede verse en el croquis que se adjunta, si llegara a concretarse la salida de los estadios y se habilitan las calles Carchi y Tulcán, se daría fluidez al tránsito y se aliviaría el tráfico en otras calles que al momento se encuentran saturadas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Croquis del sector en el que se encuentran los escenarios deportivos de la Federación Deportiva del Guayas, marcado en color verde. Las líneas punteadas indican la continuación que tendrían las calles.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Información de contacto
 
 
 
 
Dirección y redacción de textos: Lcdo. Julio Calero G. - RR.PP.: Felipa Quinteros M.
Edición gráfica y videos: Mario Calero Q. - Diseño Web: Luis Calero Q.
Emails: revista_eec@yahoo.com - ecuadoracolores@yahoo.com - info@ecuadoracolores.com
Guayaquil - Ecuador