www.ecuadoracolores.com
 
 
 
 
Edición Nº 05 - Mayo 2013
 
 
 
Salud
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Médicos norteamericanos realizaron jornadas de cirugías gratuitas de columna y ortopedia
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Profesionales médicos y enfermeras de Project Perfect World, una misión médica que desde hace 13 años viene realizando una labor humanitaria en el Ecuador conjuntamente con el hospital de niños “Roberto Gilbert”, estuvieron durante varios días en Guayaquil realizando evaluaciones y operaciones en beneficio de niños y jóvenes de escasos recursos económicos.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
El Dr. John Helfin examina a Dayana Chávez previo al diagnóstico para la cirugía.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

La misión estuvo conformada por un grupo de aproximadamente 60 profesionales entre médicos cirujanos ortopédicos, anestesiólogos, enfermeras, médicos intensivistas, enfermeras quirúrgicas, personal de fisioterapia y rehabilitación, instrumentistas y médicos voluntarios de traumatología y ortopedia de diferentes hospitales de los Estados Unidos, quienes permanecieron en el país hasta el viernes 24 de mayo, realizando conjuntamente con los médicos del hospital, un promedio de 40 cirugías entre columna y ortopedia, en los tres quirófanos que el hospital “Roberto Gilbert” destinó para esta jornada de cirugías.

“Las cirugías de columna duran un promedio de 8 horas dependiendo de la complejidad” señaló el Dr. Richard Schwend, presidente de Project Perfect World, al referirse a las operaciones que se realizarían para corregir malformaciones a nivel de columna vertebral, cadera y extremidades superiores e inferiores.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Padres esperanzados
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Desde muy temprano llegaron desde Manta, Chone, Baba, Daule, Portoviejo y otros sectores del país, los padres con sus pequeños para ser evaluados por los médicos de Project Perfect World.

Viviana y Rudy acompañaban a su hija Dayana de 16 años. Ellos salieron a las 3 de la mañana desde Manta, para recibir uno de los primeros turnos. La incertidumbre invadía a la familia Chávez Vinueza, mientas esperaban que en esta ocasión su hija fuera seleccionada para la cirugía de columna.

“Dayana presenta una escoliosis de 60º y está en lista de espera desde hace dos años. Es la segunda valoración que le hacen los médicos norteamericanos y nos dijeron que ahora sí ya está apta para la cirugía y que la operarían, después de todos los exámenes y radiografías que le han mandado”. Estamos agradecidos con Dios, con los médicos y con este hospital donde hago atender a mi hija desde hace 4 años” manifestó Viviana entre lágrimas mientras abrazaba a su hija.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
El caso de Melisa Garaicoa convocó una junta de varios médicos que decidieron su cirugía.   Los médicos norteamericanos hicieron una valoración previa de las radiografías de Melisa Garaicoa.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Otro caso era el de Melisa Garaicoa de 18 años. A los 10 años se le diagnosticó atrofia muscular espinal, lo que le provocó que poco a poco su columna se le desviara impidiéndole caminar. Melisa se moviliza en silla de ruedas y camina muy poco ayudada de unas férulas. “Quiero que me enderecen la columna” dijo mientras el médico revisaba sus últimas radiografías. Melisa junto a sus padres salieron emocionadas porque estuvo entre las seleccionadas para la cirugía que mejorara su eje estructural y por ende su calidad de vida.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Carlos David Vera es examinado por el Dr. Richard Schwend.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Mientras Melisa y Dayana registraban sus datos para el ingreso, Carlos David de 12 años esperaba ansioso junto a su madre, María de Lourdes, quien viajó desde el recinto Carmelita, del cantón Baba, provincia de Los Ríos.

“Mi hijo nació con una malformación torácica que le está comprometiendo su corazón. Se le ha hecho una joroba y se le está virando su columna” dijo esta madre que desde los 8 meses de nacido lo lleva constantemente al hospital “Roberto Gilbert” para sus controles con traumatología y cardiología. María de Lourdes, esperaba que con la cirugía su pequeño mejorara su aspecto físico y pudiera llevar una vida normal como todo niño.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
La Junta de Beneficencia de Guayaquil recibió certificación del Tecnológico de Monterrey
 
 
 
 
 
 
 
 
 
El reconocimiento a la Junta de Beneficencia de Guayaquil lo entregó la Dra. Sandra Ortiz Ramos, Directora para América Latina y El Caribe del Tecnológico de Monterrey, al Ing. Jorge Hinojoza, Director Corporativo de la Junta de Beneficencia de Guayaquil.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Lo hizo saber la Dra. Sandra Ortiz Ramos, Directora para América Latina y el Caribe del Tecnológico de Monterrey, cuya característica de exigencia académica valoró los procesos implementados en la Junta de Beneficencia de Guayaquil, principalmente, los que marcan el perfil de la calificación del Tecnológico, que se completaron con evidencias y descripciones completas, tanto en Desarrollo Humano, Tecnoestructural y Administración de Recursos Humanos, como el Desarrollo Organizacional de la Institución, paso previo a la Certificación en Mejores Prácticas de Desarrollo Humano.

“Este es un reconocimiento que recibe la Junta de Beneficencia de Guayaquil a raíz de una serie de valoraciones prácticas que se hicieron para verificar y dar fe del cumplimiento del uso de varias técnicas para el Desarrollo Humano. La certificación la dio el Tecnológico de Monterrey después de una consultoría en donde se le entregó esta certificación a la Junta. Son varios parámetros algunos tiene que ver con el diagnóstico de las competencias del personal, la forma de evaluación del personal, básicamente, son estos parámetros”, comentó Sandra Ortiz, encargada de las Sedes del Tecnológico de Monterrey en América Latina.

Para la Junta de Beneficencia de Guayaquil es un reconocimiento a la visión Institucional, de ir a la vanguardia de la competitividad y el bienestar de sus colaboradores. Por ello, se viene realizando una importante inversión para la capacitación del talento humano y se aspira, con el Programa TEC Milenium, en convenio con el Tecnológico de Monterrey, lograr una mayor cobertura a través de una capacitación virtual a sus diferentes estamentos.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Convenio de cooperación con Fundación Rostros Felices
 
 
 
 
 
 
 
 
 
El Dr. Jorge Palacios y el Ing. Ernesto Noboa durante la firma del convenio que se llevó a cabo en la oficina de la Dirección de la Junta de Beneficencia de Guayaquil.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Para que más niños y familias puedan sonreír, la Junta de Beneficencia de Guayaquil y la Fundación Rostros Felices, instituciones que comparten una gran misión social, suscribieron un convenio de cooperación que permitirá que la fundación mantenga su labor itinerante en diferentes partes del país, brindando atención gratuita con médicos especialistas en cirugía plástica para la corrección de malformaciones congénitas, como labio leporino, paladar hendido y otras malformaciones; así como secuelas de quemaduras o accidentes.

Fundación Rostros Felices es una organización ecuatoriana sin fines de lucro, creada en 1990 por el Dr. Jorge Palacios Martínez, cirujano plástico que, junto a 18 voluntarios entre médicos, anestesistas, cirujanos odontólogos y enfermeras, cumplen esta humanitaria labor de llevar esperanza y sonrisas a miles de niños y adultos ecuatorianos de escasos recursos económicos.

La Junta de Beneficencia hizo un aporte económico para la adquisición de la unidad móvil que trasladará al equipo de salud hacia diferentes cantones, provincias y regiones del país para realizar las evaluaciones y cirugías reconstructivas.

“Nos complace ayudar al que necesita en el momento oportuno; y es satisfactorio seguir trabajando con la Fundación Rostros Felices, en beneficio de cientos y miles de niños de escasos recursos” manifestó el Ing. Ernesto Noboa, director (e) de la JBG; durante la firma del convenio.

El Dr. Jorge Palacios, director de la fundación, agradeció el apoyo de la Junta de Beneficencia y el de empresas privadas que se han sumado a esta noble causa; y recordó el impacto que tiene esta labor ya que el 65% de los pacientes atendidos con malformaciones son niños; el 35% son adultos; y el 95% de los casos se presentan en el sector rural, cuya principal causa es la contaminación por el uso de pesticidas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Hogar Corazón De Jesús rindió homenaje a las madres
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Con música de mariachis fueron agasajadas las madres.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

La mañana del 9 de mayo se vistió de colores y alegría para las madres que por diferentes circunstancias se encuentran asiladas en el Hogar Corazón de Jesús, que alberga un total de 241 mujeres y 192 varones, de la Junta de Beneficencia, en Guayaquil. El movimiento era inusual, nos comentó Rita, una de las mamitas que vive en este hogar desde hace cinco años; “traían tortas, sánduches y globos; es que estaban haciendo los preparativos para nuestro agasajo” comentó con una amplia sonrisa que reflejó la alegría del momento que vivieron en compañía de familiares y amigos que había ido a visitarlas.

Con la misa de Acción de Gracias y la bendición a todas las madres del hogar, se inició el acto; seguidamente se hizo la elección de la Madre Símbolo entre las representantes de las diferentes salas. Una a una fueron desfilando, unas caminando; otras con el apoyo de una enfermera que las llevaba en su silla de ruedas; pero todas muy bien engalanadas con vistosos trajes y accesorios.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Sara Cedeño atiende a su mamá Herminia Montiel, Madre Símbolo del Hogar Corazón de Jesús.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Herminia Montiel de 90 años, de la Sala Santa Rita, fue designada Madre Símbolo. Su hija, Sara Cedeño, no cesaba de aplaudirla y estaba pendiente de cada detalle. Desde muy temprano llegó al hogar llevando el vestido y las prendas que iba a usar su mamá para el evento. “Siempre fue muy vanidosa y le encantaba maquillarse y usar accesorios” comentó Sara, al tiempo de recordar que su mamá tuvo 7 hijos, de los cuales sobreviven 4; tiene 8 nietos y 3 bisnietos.

“Por sus años, ya no recuerda muchas cosas; pero con amor y paciencia estoy siempre pendiente de ella. Aquí está muy bien cuidada y atendida, pero eso no significa que hay que olvidarse de ellas, porque lo que necesitan, es el amor de sus hijos principalmente” manifestó Sara, quien celebrará este domingo, el Día de la Madre, primero con la visita a su madre en el Hogar Corazón de Jesús.

Poesías declamadas por ellas mismas, cuyas letras traían a sus vagas memorias el recuerdo de sus madres; canciones al ritmo de mariachi y bailes también formaron parte del evento que año a año organiza el Hogar Corazón de Jesús para agasajar al ser más sublime de la tierra, la Madre.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Información de contacto
 
 
 
 
Dirección y redacción de textos: Lcdo. Julio Calero G. - RR.PP.: Felipa Quinteros M.
Edición gráfica y videos: Mario Calero Q. - Diseño Web: Luis Calero Q.
Emails: revista_eec@yahoo.com - ecuadoracolores@yahoo.com - info@ecuadoracolores.com
Guayaquil - Ecuador