www.ecuadoracolores.com
 
 
 
 
Edición Nº 07 - Julio 2013
 
 
 
Nacional
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Salinas.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Las ballenas jorobadas son ecuatorianas
 
 
 
 
 
 
 
 
 

“Las ballenas jorobadas son ecuatorianas se oyó decir a alguien durante el viaje que la prensa guayaquileña realizó para observar a estos enormes cetáceos que, cumpliendo su cita anual, aparecieron ya en las aguas de la costa ecuatoriana, en las provincias de Esmeraldas, Manabí, Guayas, Santa Elena y El Oro.

De inmediato surgió la pregunta: ¿cómo así? y la explicación no se hizo esperar “las ballenas jorobadas vienen cada año y se aparean en las aguas ecuatorianas, especialmente en las de la provincia de Manabí, luego se van y retornan después de un año para tener a las crías, por eso son ecuatorianas”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Paola Gálvez, coordinadora zonal 5.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Este razonamiento de un sencillo pescador de la rada de Salinas, en la provincia de Santa Elena, sitio desde donde emprendió el viaje un grupo de periodistas invitados por la Coordinación Zonal 5 de Turismo (antes conocida como Subsecretaria de Turismo del Litoral), para observar a las ballenas jorobadas, bien vale ser tomado en cuenta, pues sus palabras encierran una gran verdad ya que, de junio a septiembre, anualmente llega hasta las aguas tropicales del Ecuador, una gran cantidad de ballenas jorobadas donde se aparean y también tienen a sus crías, tras un viaje de varios miles de kilómetros desde la Antártica.

Claro que en el planeta también hay otros países hasta los cuales se dirigen las ballenas jorobadas, pero las que anualmente llegan al Ecuador, si puede decirse orgullosamente que son ecuatorianas.

La observación de estos colosales mamíferos marinos se la puede efectuar desde: Súa y Muisne, en la provincia de Esmeraldas; Isla de la Plata, Puerto Cayo, Puerto López, Bahía de Caráquez y San Vicente, en la provincia de Manabí; Salinas y Montañita, en la Provincia de Santa Elena; Playas y Posorja, en la provincia del Guayas; y desde la Isla de Jambelí, en la provincia de El Oro.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Promoviendo el avistamiento
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ballena jorobada.
 

Ni el viento ni el frío evitó que prensa, operadores y turistas en general disfrutaran de la elegancia acrobática que los cetáceos ofrecieron en las costas de Salinas. Como cada año, las ballenas jorobadas llegaron a aguas ecuatorianas en busca de una temperatura adecuada para cumplir con su ciclo reproductivo.

Autoridades de turismo de la provincia organizaron una serie de actividades con periodistas y empresarios, que comenzaron a tempranas horas de la mañana del sábado 13 de julio con una rueda de negocios entre once operadores de Guayaquil y diez operadores de la provincia, este encuentro se dio con el fin de empezar a vender el destino Salinas mediante la actividad de avistamiento de ballenas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 

En total, doce medios de comunicación realizaron una visita rápida al destino conocido como La Chocolatera, y acto seguido partieron en busca de los gigantes del mar, los cuales con saltos, zambullidos y otras acrobacias, mostraron por qué son tan apreciadas por turistas nacionales y extranjeros.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
La Chocolatera.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Entre otras actividades, un pequeño desfile náutico, conformado por yates y motos acuáticas, se realizó por las aguas de la playa de San Lorenzo en Salinas, y se presentó un desfile cultural, en el cual estudiantes y habitantes sacaron a relucir sus trajes típicos y carros alegóricos en alusión a los cetáceos que visitan las costas ecuatorianas en esta época del año.

Finalmente, un espectáculo nocturno, que contó con la participación de artistas locales, selló el festejo por la apertura de la temporada de avistamiento de ballenas en la provincia de Santa Elena.

Con el fin de fomentar este tipo de actividad turística, el MINTUR puso a disposición la Guía de Avistamiento de Ballenas Jorobadas, que se encuentra disponible en la dirección www.ecuador.travel.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
SALINAS
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
     
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
LA CHOCOLATERA
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
     
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El sector conocido como La Chocolatera, que es parte de la Rerserva de Producción Faunística Marina Costera Puntilla de Santa Elena del Ministerio del Ambiente, cuenta con una nueva infraestructura para recibir a los turistas que gustan d eobservar las maravillas del mar y la naturaleza.

La Chocolatera es el punto más saliente de la costa ecuatoriana y la segunda en Sudamérica, ahora cuenta con cinco miradores conocidos como: Soplador, de La Chocolatera, Gaviotín, del Faro y de La Puntilla, enlazados a través de un circuito de senderos, los que cuentan com señalética informativa y normativa.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
   

Estas facilidades turísticas dentro del área protegida también tienen baterías sanitarias, oficinas administrativas y cafetería, con el objetivo de dar una mejor atención a los más de 53 mil visitantes que llegan cada año al sitio, según los registros del 2012. Asimismo, estos nuevos trabajos permitirán acoger más visitantes, tal como ha sucedido en lo que va del 2013, para su protección ambiental.

En la zona se pueden observar mamíferos marinos como ballenas y delfines, pero también diferentes tipos de aves como gaviotines, pelícanos, albatros de Galápagos, piqueros de patas azules y peruanos, fragatas, etc.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
     
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
La creación de esta reserva se realizó a través del Acuerdo Ministerial No. 1476, el 23 de septiembre del 2008, entre el Ministerio del Ambiente y el Ministerio de Defensa, por encontrarse dentro de bases militares.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
BALLENAS
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Información de contacto
 
 
 
 
Dirección y redacción de textos: Lcdo. Julio Calero G. - RR.PP.: Felipa Quinteros M.
Edición gráfica y videos: Mario Calero Q. - Diseño Web: Luis Calero Q.
Emails: revista_eec@yahoo.com - ecuadoracolores@yahoo.com - info@ecuadoracolores.com
Guayaquil - Ecuador