www.ecuadoracolores.com
 
 
 
 
Edición Nº 02 - Febrero 2013
 
 
 
Nacional
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Católicos visitan siete iglesias durante la Semana Santa
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Catedral Metropolitana San Pedro Apóstol, situada en la calle Chimborazo entre 10 de Agosto y Clemente Ballén.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

La visita a siete iglesias de Guayaquil, donde se encuentra el Santísimo Sacramento reservado para la comunión del Viernes Santo, por parte de los fieles católicos, es un acto de piedad y fe popular muy arraigado en el pueblo guayaquileño.

Conforme a los cánones religiosos, con este ejercicio piadoso se puede ganar indulgencia plenaria, confesando y comulgando en la Semana Santa o en la siguiente semana. La actitud que se debe tener durante las visitas en cada una de las iglesias es la de oración y silencio contemplativo. Quien por enfermedad u otro impedimento no puede visitar las 7 Iglesias, puede hacerlo en su parroquia.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
El Santísimo Sacramento es expuesto para veneración de los fieles.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
El ánimo y el propósito de los fieles antes de acompañar a Jesús en el proceso que se le siguió para condenarlo a muerte, debe ser el de que cada uno ponga delante de Dios su persona, le agradezca los dones con los que ha sido bendecido y confiado en su infinita misericordia le pida perdón por los pecados cometidos.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Nuestra Señora de los Ángeles (San Francisco), situada en la Av. 9 de Octubre y Pedro Carbo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Las iglesias que conforman el recorrido por los siete templos cristianos son:

  • La iglesia de San José, situada en las calles Eloy Alfaro y Manabí, sector de la Bahía.
  • San Alejo, situada en las calles Luzárraga y Eloy Alfaro, sector de la Bahía.
  • Santo Domingo, también conocida como San Vicente, situada en la Plaza Colón.
  • San Agustín, situada en las calles Luis Urdaneta y Pedro Moncayo.
  • La Merced, situada en las calles Víctor Manuel Rendón y Pedro Carbo.
  • Nuestra Señora de los Ángeles (San Francisco), situada en la Av. 9 de Octubre y Pedro Carbo.
  • Catedral Metropolitana San Pedro Apóstol, situada en la calle Chimborazo entre 10 de Agosto y Clemente Ballén.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Procesión del Cristo del Consuelo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
A las visitas por las siete iglesias guayaquileñas, también se suma la multitudinaria procesión del Cristo del Consuelo que se celebra el día Viernes Santo, un evento religioso que congrega a decenas de millares de personas que acompañan a la imagen del Cristo Crucificado en su recorrido desde la iglesia de Cristo del Consuelo hasta la iglesia del Espíritu Santo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
La visita a las siete iglesias en Cuenca
 
 
 
 
Texto y fotos: Fundación Municipal Turismo para Cuenca
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Durante el Jueves Santo, en la ciudad de Cuenca se acostumbra a visitar Siete Iglesias, que simbolizan los diversos lugares a los que fue conducido el Señor la noche de su apresamiento: la casa de Anás, la de Caifás, el palacio de Herodes, el Pretorio de Pilatos, etc. Los fieles caminan por las calles de un templo a otro, y muchos de ellos rezan el Vía Crucis o alguna otra plegaria apropiada, en el trayecto.

Las siete joyas de la arquitectura religiosa cuencana que los fieles visitan son:

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Catedral de la Inmaculada Concepción.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Catedral de la Inmaculada Concepción
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Representa el más grande e importante monumento a la fe de los católicos cuencanos. Los planos de la catedral fueron elaborados por el hermano redentorista alemán Juan Bautista Stiehle, quien siguiendo los lineamientos dados por el obispo León Garrido, diseñó un templo de dimensiones colosales, cuya construcción empezó en el año de 1885 y se prolongó por casi cien años.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
La Catedral se llena con fieles devotos que participan en la eucaristía.   Con mucha fe los fieles se ponen en comunicación con Dios.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Esta edificación combina varios estilos arquitectónicos, predominando el románico en su forma general. Se pueden apreciar elementos góticos, como son los tres grandes rosetones, las ventanas bíforas de la fachada, los torreones y los vitrales de los muros. El estilo renacentista está representado principalmente por las tres grandes cúpulas cubiertas con azulejos de Checoslovaquia.

El interior de este majestuoso templo, no deja a nadie indiferente. Predominan en las naves laterales los bellísimos vitrales elaborados por el artista vasco Guillermo Larrazábal. En el centro, el gran baldaquino de estilo barroco y columnas salomónicas, presenta características muy similares a las del baldaquino de la basílica de San Pedro en El Vaticano y está completamente cubierto con pan de oro. Su ubicación es en la calle Benigno Malo y Sucre.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Iglesia del Carmen de la Asunción
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Iglesia del Carmen.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Construida aproximadamente en 1730, esta pintoresca iglesia situada junto a la Plaza de las Flores, es una de las más antiguas de la ciudad y constituye una de las pocas muestras de la arquitectura religiosa colonial en Cuenca. Su planta es de estilo renacentista y su fachada se encuentra adornada por una elegante portada tallada en piedra, en la cual se observan interesantes esculturas de tipo barroco como las columnas salomónicas que enmarcan la puerta y las imágenes de San Pedro y San Pablo a los lados.

En el interior se destaca el bello retablo colonial de corte neoclásico y el púlpito cubierto de pan de oro y espejos. Llaman también la atención el cielo raso con sus pinturas murales y en la parte posterior, el coro completamente cubierto con una malla, que tenía la finalidad de cubrir a las religiosas de claustro (carmelitas del convento contiguo) que ingresaban a cantar en él durante servicios especiales. Su ubicación es en las calles Sucre y Padre Aguirre.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Iglesia de San Francisco
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Iglesia de San Francisco.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Tras su llegada en la ciudad, construyeron los franciscanos en este lugar el templo dedicado al “Señor de San Francisco”. Esta orden permanece en Cuenca por casi tres siglos, hasta el año de 1860. Luego, ya a finales del siglo XIX, la antigua iglesia empieza a ser totalmente remodelada bajo la dirección de los sacerdotes Isaac Peña Jaramillo y José Ignacio Peña.

Hoy en día se conservan aún, en el interior del templo, el gran retablo del altar mayor y el púlpito, cubiertos con pan de oro y tallados en tiempos de la colonia con un hermoso estilo barroco. Su ubicación es en las calles Presidente Córdova y Padre Aguirre.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Iglesia de Todos Santos
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Iglesia de Todos los Santos.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Se conoce que en tiempos de la colonia funcionaba aquí una capilla provisional en donde se celebró la primera misa tras la llegada de los españoles. La actual iglesia fue construida en 1924 y presenta un estilo ecléctico, destacándose en su fachada la alta torre del campanario y una portada con líneas horizontales y elementos de tipo renacentista.

El interior del templo posee una peculiar característica: el piso se encuentra dividido en varios niveles para, de esta manera, jerarquizar al altar y al presbiterio. Existen otros detalles interesantes que despiertan la curiosidad de los visitantes, como el pequeño atrio triangular ubicado frente a la entrada principal en el que se encuentra la cruz de Todos los Santos.

El sector en el que se encuentra la Iglesia de Todos Santos es conocido por sus tradicionales panaderías de horno de leña, en las cuales se elabora el más típico y delicioso pan cuencano junto con otros productos como quesadillas, bizcochos, arepas y demás. Su ubicación es en las calles Larga y Vargas Machuca.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Iglesia de San Blas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Iglesia de San Blas.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Este templo presenta varias peculiaridades que llaman la atención. Una de ellas es su base elaborada completamente con piedra labrada incásica a principios de la colonia. Sobre la misma se erguía la antigua iglesia que por mucho tiempo señaló el límite este de la ciudad, en la zona denominada “barrios de abajo”. El nuevo templo, construido en 1935, conserva aún esta singular estructura como base. El mismo, presenta una fachada de estilo románico que está totalmente recubierta de mármol rosa; la construcción lateral y posterior tiene un acabado con ladrillo artesanal muy propio de la arquitectura cuencana.

En el interior se advierte otra característica que hace a este templo único en la ciudad: las tres naves principales y las dos pequeñas, están distribuidas en forma de perfecta cruz latina. Su ubicación es en las calles Manuel Vega y Simón Bolívar.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Iglesia de Santo Domingo
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Iglesia de Santo Domingo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Se trata de la segunda iglesia más grande de Cuenca (luego de la catedral de la Inmaculada Concepción). Este templo no se levanta en el mismo lugar en el que se construyeron los antiguos convento y capilla de los dominicos, pues los mismos se ubicaban, en tiempos de la colonia, en el área de los dos solares colindantes con la que hoy es la calle Mariscal Lamar. La actual iglesia, en cuya fachada se levantan imponentes dos torres gemelas de 37 metros de altura, empezó a ser construida desde la segunda década del siglo XIX.

A su terminación en los años treinta, fue dedicada a la Virgen del Rosario, más conocida como “Morenica del Rosario” y cuya efigie se puede ver aún hoy en el altar mayor de la iglesia. El interior del templo presenta una decoración muy vistosa, la misma que fue elaborada bajo la dirección del religioso dominico Enrique Mideros. Su ubicación es en las calles Gran Colombia y Padre Aguirre.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Iglesia de las Conceptas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Iglesia de las Conceptas.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Denominada de esta forma por las religiosas que habitan en el convento al cual pertenecen (Convento de la Inmaculada Concepción), esta iglesia es uno de los mejores ejemplos de arquitectura colonial religiosa que conserva la ciudad. Su construcción data de principios del siglo XVIII y en la misma, se destaca su peculiar fachada que presenta una gran espadaña (pared adornada con hornacinas o nichos y que culmina en un campanario) y en la que no existe una puerta de ingreso. Las dos entradas se ubican en su parte lateral y en las mismas se pueden apreciar hermosas puertas talladas en madera.

En el interior del templo, de una sola nave rectangular, existen elementos de tipo barroco de gran valor artístico, como son el retablo mayor y los altares laterales. Su ubicación es en las calles Presidente Córdova y Antonio Borrero.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Información de contacto
 
 
 
 
Dirección y redacción de textos: Lcdo. Julio Calero G. - RR.PP.: Felipa Quinteros M.
Edición gráfica y videos: Mario Calero Q. - Diseño Web: Luis Calero Q.
Emails: revista_eec@yahoo.com - ecuadoracolores@yahoo.com - info@ecuadoracolores.com
Guayaquil - Ecuador