www.ecuadoracolores.com
 
 
 
 
Edición Nº 12 - Diciembre 2013
 
 
 
Salud
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
En el hospital Roberto Gilbert se agasajó a los niños que han sido operados de corazón abierto
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Más de 80 niñas y niños en edades que fluctúan entre 1 mes y 10 años acudieron al llamado que la Unidad de Cardiocirugía Pediátrica les hizo para que reciban un agasajo por las fiestas de Navidad. En el presente año realizaron más de 170 operaciones de corazón para superar patologías cardiacas congénitas.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Rafaela fue elegida Princesita de Navidad.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Entre decenas de niñas, los padres eligieron a la Princesita de Navidad de los menores operados del corazón. Los votos fueron sumando a favor de Rafaela V.V., de 1 año 4 meses, quien fue intervenida hace más de un mes, nos dijo Mariana, su joven madre quien nos aseguró “que por 5 ocasiones fue internada por neumonía, problema derivado de su corazón. Pero una vez operada, ha superado todo, ni gripe le ha dado. No subía de peso, ahora tiene 14 libras; ha aumentado de tamaño. Por su problema congénito de corazón desde que nació fue atendida en el hospital de Niños Roberto Gilbert. Aquí me la han devuelto a la vida”, aseguró la agradecida madre.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Jennifer S. junto a su hijo Jesús Matías, disfrutaron de la reunión.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Los asistentes coparon el Aula 1 donde vivieron, junto a sus padres, momentos de alegría, “Quizás la mejor ha sido la alegría de saber que mi hijo había superado su problema congénito de corazón. Esta reunión nos refuerza el sentimiento de gratitud a este hospital de la Junta de Beneficencia”, nos dijo Jennifer S., junto a Jesús Matías Z. S., su hijo de 4 años. “A los 3 años fue operado de una comunicación interventricular. La corrección fue exitosa. El Dr. Darwin Zhune lo operó y gracias a Dios aquí está, su recuperación ha sido rápida”, dijo Jennifer.

Rebeca B.P., fue intervenida de corazón abierto, al mes de nacida, por una Tetralogía de Fallop. La niña fue transferida de la Maternidad Santa Marianita. Su evolución es satisfactoria “pero mantenemos los chequeos que nos indican los médicos”, nos dijo José B., su padre, la operación no tuvo ningún costo, “no la hubiera operado porque no cuento con recursos económicos para hacerlo”, dijo al indicarnos que vive en el suburbio de Guayaquil.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Sara M. y su hijo Sebastián llegaron desde Naranjal para unirse al agasajo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Junto a él estaba Sara M., madre de Sebastián B. M., de 4 años, que acababan de llegar de Naranjal. “Sebastián se cansaba, no podía hacer ninguna actividad. Luego de la operación le desaparecieron todos los síntomas. Estoy completamente agradecida del hospital de Niños Roberto Gilbert, la operación no me costó un centavo. Dios me puso en el camino a este hospital al cual he recomendado a una cuñada y una amiga de Puerto Inca que tienen igual problema que el que tuvo mi hijo”, indicó Sra.

En el agasajo estuvieron el Ing. Juan Martínez, subinspector del hospital de Niños Roberto Gilbert; cardiólogos, cirujanos pediatras e intensivistas, Isabel Freire, Mercedes Hernández, Darwin Zhune, Boris Barreno; la Dra. María del Rosario Plaza, administradora, entre personal de enfermería y administración del Hospital.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Entrega de juguetes a pacientes hospitalizados
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Sin perder el objetivo de la Navidad que es el nacimiento del Hijo de Dios, el Ing. Óscar Orrantia, posó junto a Papá Noel y una de las niñas que mostró su sonrisa al recibir un juguete en esta Navidad.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Convertido en una tradición, todos los niños de las diferentes salas del hospital de Niños Roberto Gilbert, de la Junta de Beneficencia de Guayaquil, recibieron un juguete de manos del Ing. Oscar Orrantia, inspector de dicha casa de salud; así como de su esposa, Pilar Morla de Orrantia. También participó de la distribución de la entrega de juguetes a niños y niñas de diferentes edades la esposa del director de la Junta de Beneficencia de Guayaquil, Cecilia de Moeller.

Durante el recorrido por las diferentes salas estuvo la figura de Papá Noel, disfraz que utilizaba un empresario guayaquileño que con su sonoro JO, JO, JO, alegró el ambiente de las salas de hospitalización de este el mayor centro de atención infantil del país que dirige el Dr. Enrique Valenzuela, quien entregó también juguetes a los pequeños que mostraron su sonrisa tras recibir el juguete, no obstante su situación de salud.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
La pequeña paciente sostiene la gran muñeca que recibió como regalo de parte de Doña Cecilia de Moeller.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
La señora Pilar Morla de Orrantia puso el juguete en manos de una de las pacientes operada en su pierna.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Información de contacto
 
 
 
 
Dirección y redacción de textos: Lcdo. Julio Calero G. - RR.PP.: Felipa Quinteros M.
Edición gráfica y videos: Mario Calero Q. - Diseño Web: Luis Calero Q.
Emails: revista_eec@yahoo.com - ecuadoracolores@yahoo.com - info@ecuadoracolores.com
Guayaquil - Ecuador