www.ecuadoracolores.com
 
 
 
 
Edición Nº 09 - Septiembre 2012
 
 
 
Nacional
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
La adrenalina estuvo presente en la Ruta de la Aventura
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Actividades que significaron aventura, distracción, esfuerzo y mucha adrenalina, fueron las que un grupo de operadores turísticos y representantes de varios medios de comunicación vivieron durante dos días, a principios de septiembre, cuando recorrieron algunos sectores de la Ruta de la Aventura comprendidos en los cantones de El Triunfo y Bucay.

A través de esta odisea turística, organizada por la Dirección de Turismo de la Prefectura del Guayas, los participantes caminaron por senderos en medio de la vegetación, descendieron por cascadas (canyoning), acamparon en el suelo protegidos por carpas (camping), se deslizaron por el aire a través de un cable tendido entre los dos extremos de una quebrada (canopy), pasearon en botes y aprovecharon para saborear la gastronomía típica de los lugares en los que estuvieron.

El viaje empezó el jueves 6 de septiembre; ese día los viajeros se congregaron en las afueras del hotel Sheraton Four Points (Guayaquil), luego de la entrega de las guías y el mapa turístico por parte del prefecto Jimmy Jairada, para tomar el bus de la compañía Seturna, en el cual efectuarían el recorrido de la aventura.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Preparando el almuerzo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El primer lugar visitado fue el acogedor restaurante El Chalet, ubicado en El Triunfo, donde los recibió doña Olga de Arcentales, quien se esmeró en brindar la atención a sus viajeros. El menú estuvo constituido por lomo en salsa a la pimienta, ensalada fresca y papa asada, todo lo cual fue del gusto de los comensales, quienes estaban sorprendidos de la belleza de este sitio.

Luego tomaron la vía a Huigra hasta llegar al refugio turístico Las Palmas, una amplia zona para pasar un día en familia, rodeado de la belleza natural y de un hermoso paisaje. La atención de Raúl Rodríguez provocó el interés de los operadores turísticos, quienes deseaban conocer los inicios de este destino de atracción. “Poco a poco fui invirtiendo en este lugar. Creo en la belleza de esta provincia y los destinos de mi cantón, por eso aposté por destinar gran parte de mis ahorros a este lugar”, anotó.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Sembrío de caña guadua en Las Palmas.   Instalaciones de la Hostería D’Franco.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Camping en la Hostería D’Franco.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El siguiente punto fue la Hostería D’Franco, donde se hizo el check in y se alistaron las carpas y las zonas donde se montaría el camping para pernoctar. Esta fue una de las tareas que más llamó la atención de los presentes ya que la novedad de los invitados en delimitar las áreas y armar sus tiendas de campaña fue equilibrada con el rico viento de la noche y el ambiente campestre y natural de su alrededor.

Aproximadamente a las 19:30 los visitantes salieron hasta la cabecera cantonal de Bucay, donde el municipio había preparado una cena. Ahí fueron recibidos por Jorge Montalvo, director de Turismo, quien destacó el trabajo conjunto y exitoso que se lleva adelante entre la dirección de Turismo de la Prefectura del Guayas y el municipio de ese cantón.

“Solo puedo rescatar la sinergia entre instituciones y la labor de la Ditur para promover el desarrollo turístico de este cantón y la provincia entera. Esto demuestra que el trabajo bien hecho da resultados más que exitosos. Bucay es la evidencia más clara de esta gestión ya que sus atractivos se han dado a conocer más en la Ruta de la Aventura que la prefectura promueve”, expresó Montalvo.

Luego el funcionario derivó a los invitados al centro nocturno La Estación -cuyo nombre se debe a la actividad ferroviaria de la zona-, uno de los sitios que ha salido adelante gracias al impulso de la empresa privada y de las capacitaciones que los servidores turísticos recibieron de parte de la Ditur.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Senderismo.   Cascada Isabela.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Canyoning.   Entre agua y rocas.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Al día siguiente, los viajeros realizaron una extensa caminata por los alrededores de la Hostería D’ Franco, donde aprovecharon para conocer la fábrica de palmito Natecua. Posteriormente, tomaron camino hacia Bucay para iniciar la verdadera travesía hacia las cascadas Piedra Blanca de la zona Esperanza Alta. Una chiva turística los llevó hasta la zona, en medio de un viaje placentero, recorriendo un camino delimitado por las montañas, densa neblina y un ligero aparecimiento de las caudalosas cascadas.

Los invitados iban ansiosos por conocer la tan sonada cascada de 90 metros llamada Isabela, de donde se parte para practicar el descenso de cascadas (canyoning). Seis personas fueron quienes se atrevieron a realizar esta actividad dirigida por los expertos Roberto Bustamante y Juan Pérez. Con todas las seguridades del caso y las instrucciones adecuadas, los atrevidos se deslizaron por las cascadas sostenidos por un arnés y dos cuerdas que motivaron el movimiento hacia la orilla.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Trabajando en el trapiche.   Cocinando a la brasa.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Preparando la panela.   La panela está casi en su punto.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Más abajo se llegó hasta el eco campamento y cabañas Villamarín, donde los viajeros conocieron de cerca el proceso de extracción del tradicional trapiche.

La visita a la comunidad shuar de la comuna 5 de septiembre fue otro de los atractivos de este corredor. Este momento sirvió para conocer sus costumbres y tradiciones y un poco de la historia de cómo llegaron hasta esta zona. Bajando de regreso se llegó hasta Casa de Piedra, donde se hicieron demostraciones de otros deportes extremos como el deslizamiento por una cuerda suspendido en el aire (canopy).

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Artesanías de la comunidad Shuara.   Hostería Casa de Piedra.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Área de descanso.   Viajeros en San Rafael.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Finalmente, y como punto de llegada, el grupo se acercó hasta Mundo San Rafael, donde almorzó y disfrutó de actividades campestres como paseos en caballo y en bote, kayak, pesca deportiva, paseos en bicicletas, entre otros.

Esta travesía duró dos días, pero el tiempo no fue suficiente para disfrutar de una ruta que combina la adrenalina pura con el atrevimiento de experimentar actividades que complementan los deportes extremos y la tranquilidad de la vida campestre.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Espacio para los niños en Mundo San Rafael.   San Rafael cuenta con comedores al aire libre.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
En el lago se puede remar y practicar kayak.   Paseando en bote.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Palmito para exportación
 
 
 
 
 
 
 
 
 

En los terrenos de la hostería D’Franco, funcionan las instalaciones donde se procesan los tallos de palmito, cuyas plantas son cultivadas en dicha propiedad.

Cuando el palmito está listo, se lo corta en el sitio y se lo pela, luego el producto es trasladado hasta la planta procesadora, donde se procede a una segunda pelada y se le aplica una primera lavada, para posteriormente picarlo en trozos que son llevados hasta una máquina donde se extrae el interior del tallo, el cual recibe una segunda lavada y queda listo para ser envasado.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Plantación de palmito.   Seleccionando el palmito para procesarlo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Los envases son frascos de vidrio en los que se coloca aproximadamente una media docena de trozos de palmito. Dentro de los envases, junto al palmito se pone una solución salina para que el producto conserve su frescura. El palmito es para la exportación y esta se la realiza bajo el nombre de Acapulco.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Extrayendo la parte más gruesa del tallo para procesarla.   Lavando el palmito antes de envasarlo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
El palmito está listo para ser comercializado.   Cartones llenos para ser exportados.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Información de contacto
 
 
 
 
Dirección y redacción de textos: Lcdo. Julio Calero G. - RR.PP.: Felipa Quinteros M.
Edición gráfica y videos: Mario Calero Q. - Diseño Web: Luis Calero Q.
Emails: revista_eec@yahoo.com - ecuadoracolores@yahoo.com - info@ecuadoracolores.com
Guayaquil - Ecuador