www.ecuadoracolores.com
 
 
 
 
Edición Nº 08 - Agosto 2012
 
 
 
Internacional
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Seternil de las Bodegas, España: La vida bajo la caricia de la piedra
 
 
 
 
Ricardo Caletti, Presidente VISION Neuquén
Annemarie Balde L.
www.ablturismo.com
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Setenil+3.jpg
 
 
 
 
 
 
 
 
 
A poco menos de dos horas de ruta, partiendo de Cádiz hacia el este, cruzando España por el norte del Peñón de Gibraltar, el panorama se ondula en serranías y cañadones por donde corren ríos. Es la España rural, de cereales y viñedos, de añejos castillos y fincas solariegas, de desparramados caseríos de agricultores, de pequeños pueblos mágicos.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Pequeños pueblos salidos de un cuento
 
 
 
 
 
 
 
 
 

No es mucho el turismo que pasa en estos tiempos del inicio del verano boreal por estos caminos, ya que muy cerca, hacia el sur, está La Costa del Sol, con su promesa de mar y playas, de renombrados y equilibrados destinos como Torremolinos y Marbella, cerca de pequeños pueblos que parecen salidos de un cuento y que se duplican en la serenidad del Mediterráneo.

Pero la España rural tiene encantos y secretos sobre La Ruta de los Pueblos Blancos de Andalucía.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Seternil y su arquitectura troglodita
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Uno de ellos es Seternil de las Bodegas, donde lo sorprendente es la vigencia de una extraña arquitectura troglodita. Se trata de un tipo de vivienda llamada “abrigo bajo roca”, que aprovecha salientes de piedra en extraplomo para guarecer las casas, los comercios, la vida misma del pueblo.

Las construcciones se adaptan a estas milenarias olas minerales y crecen a su amparo. Las calles serpentean en esta loca geografía, internándose a veces en la oscuridad de estas cavidades.

Y ninguno de los pobladores se inquieta por la solidez de estas formaciones que cierran los sectores superiores de sus casas, que techan sus balcones, que les dan abrigo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Erosión fluvial
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Las sorprendentes estructuras rocosas en aleros de Seternil de las Bodegas, se formaron a partir de la erosión fluvial. El pueblo, de unos 3.000 habitantes está cruzado por el río Guadalporcún que excavó un impresionante tajo en la tierra andaluza, dejando al descubierto las antiguas masas de roca que alguna vez estuvieron escondidas debajo de sedimentos.

No hay otro pueblo que conviva de manera tan estrecha con la piedra, con el relieve del entorno, con las formaciones antiguas de fluidos de magma endurecidos por las edades.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Reminiscencia a primera vivienda humana
 
 
 
 
 
 
 
 
 
No puede evitarse la reminiscencia con lo que fue la primera vivienda humana, en cuevas y bajo aleros de piedra. Pareciera que Seternil de las Bodegas representara un regreso actual de nuestra cultura a un sueño neolítico, a ese vientre secular de la tierra que nos diera abrigo desde el inicio mismo de nuestra especie.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Gastronomía, vinos y fiestas religiosas
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Y además de esta curiosidad de arquitectura urbana, el pueblo brinda su identidad en la gastronomía, en sus excelentes vinos, en sus fiestas religiosas, en su música y su poesía. Sorprenden sus cúpulas, sus fortalezas, sus templos, sus plazas y restaurantes. Y como no podía ser de otra manera, muy cerca se encuentran yacimientos arqueológicos asombrosos que dan cuenta de la presencia humana en el neolítico.

Tal vez de ellos emane el espíritu de este pueblo andaluz tan singular que ha decidido vivir bajo la caricia de la piedra.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Información de contacto
 
 
 
 
Dirección y redacción de textos: Lcdo. Julio Calero G. - RR.PP.: Felipa Quinteros M.
Edición gráfica y videos: Mario Calero Q. - Diseño Web: Luis Calero Q.
Emails: revista_eec@yahoo.com - ecuadoracolores@yahoo.com
Guayaquil - Ecuador