www.ecuadoracolores.com
 
 
 
 
Edición Nº 08 - Agosto 2012
 
 
 
Arte y Cultura
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Jóvenes alemanes enseñan música en el Guasmo Sur
 
 
 
 
 
 
 
 
 

La Escuela de Música es uno de los programas de desarrollo comunitario del Movimiento Mi Cometa que busca fomentar e impulsar el talento musical y personal de niños, jóvenes y adultos del Guasmo Sur, con la finalidad de dar la oportunidad que los niños y jóvenes de la zona puedan desarrollar sus talentos y encuentren en la música una vía de alejarse de los problemas que diariamente afectan a la ciudad.

Para llevar a cabo este beneficioso y productivo compromiso, la institución cuenta desde hace seis años con el apoyo de la organización alemana Músicos sin fronteras, quienes voluntariamente enseñan música a los estudiantes que pertenecen a las cooperativas Julio Potes Jiménez, Mariuxi Febres Cordero y Derecho de los pobres, al sur de la ciudad de Guayaquil. Los profesores viven en casas de sus estudiantes durante todo el mes de agosto y parte de septiembre en un intercambio cultural que fortalece lazos de amistad y compromiso.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Enseñanza con instrumentos de viento.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

La Escuela de Música brinda un espacio alternativo para erradicar la violencia, drogas, grupos delictivos, el ocio, para que los niños, jóvenes y adultos se puedan expresar a través de la música y así lograr una mejor calidad de vida.

Con el desarrollo del programa y el apoyo de otros aliados estratégicos se ha logrado culturizar a la comunidad del Guasmo Sur a través de la música, lo que ha permitido que esta sea un método viable para mejorar la autoestima y las relaciones con otras personas.

Como parte del programa que se lleva a cabo con el apoyo de la delegación de músicos alemanes, los estudiantes de la Escuela de Música se presentarán el 6 de septiembre en el Centro Cultural Ecuatoriano Alemán, CCEA) y al día siguiente lo harán en la Alianza Francesa, audiciones en las que demostrarán lo que han aprendido.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Jóvenes voluntarios que vienen desde Alemania a enseñar el arte musical.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Voluntarios en el 2012
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El grupo de voluntarios que este año se encuentran en Guayaquil colaborando con el trabajo de “Mi Cometa” son: Savannah Shug, Kathania Krans, Eva Weskamp, Martin Rothe, Philip Brums, Alicia Krihe, Robert Falke, Antonia Weddling, Franciska Rademacker, Paula Zschobe y Magdalena Abrams.

Para conocer sobre el voluntariado que realizan los jóvenes alemanes que vienen a impartir sus conocimientos, reproducimos una comunicación que nos envió Magdalena Abrams, de 25 años, nacida en la ciudad de Hamburgo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Magdalena Abrams con niños y jóvenes de la fundación "Mi Cometa".
 
 
 
 
 
 
 
 
 

“Desde agosto del 2005 estoy voluntariamente trabajando en la Asociación Movimiento Mi Cometa en el Guasmo Sur, Guayaquil, estableciendo una escuela de música para niños, jóvenes y adultos.

En el Guasmo viven aproximadamente 600.000 personas en malas condiciones sociales, económicas y ecológicas y es considerada y tratada marginadamente, lo que ha provocado mucha desesperanza, rebelión y coraje en estos últimos 25 años, especialmente en los jóvenes. El 40 % de los niños y adolescentes no estudian en escuela o colegio por falta de recursos, y en consecuencia solamente 3% de los jóvenes estudian en la universidad.

Desde agosto del 2005 existe la escuela de música de Mi Cometa. Inicialmente enseñaba a tocar guitarra, percusión (estos instrumentos los construimos usando: botellas, latas y arroz), flauta y teoría musical. Desde ahí, aproximadamente 15 niños y 15 jóvenes participan con mucha euforia y motivación en las clases.

Con el tiempo conseguí fondos, para poder comprar clarinetes, una guitarra eléctrica, una guitarra electroacústica, un bajo, una batería, un órgano y amplificador. Ahora existen dos bandas juveniles y con ayuda de los jóvenes músicos estamos tratando de iniciar una banda infantil.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Indicaciones para tocar la batería.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Tenía que desarrollar un proceso dentro del cual los alumnos más avanzados enseñan lo que han aprendido a nuevos integrantes y sobre todo los niños para que la escuela de música sea un proyecto sostenible y funcionara un día sin mi presencia. Eso también implica que los jóvenes maestros siguen estudiando su instrumento con maestros profesionales. Por eso conseguí voluntarios del conservatorio y otras instituciones que ahora dedican unas horas semanales a enseñar a los jóvenes guitarra, piano y batería.

Es muy importante que haya actividades creativas para la gente del Guasmo porque muchas personas no tienen la oportunidad de usar su tiempo libre adecuadamente, a causa de malas condiciones sociales y económicas; 58% de los niños y jóvenes del Guasmo no tienen pasatiempos fijos, es decir que están todo el día en la casa frente a la televisión, en las calles, o participan en pandillas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Presentación efectuada en el Centro Cultural Ecuatoriano Alemán.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Por eso las personas, sobre todo los niños, adolescentes y jóvenes necesitan una motivación de educarse, de tener metas y éxitos, de participar en grupos y aprender a respectar, y a ser respetado por otros. Y la música ha sido un buen medio para todo eso que se refleja en lo que me dijeron algunos estudiantes: “Gracias por recordarme que estoy vivo”. “Nunca antes en mi vida yo he dado tanta importancia a algo, como ahora a la música”.

Por todo eso puedo garantizar con toda confianza que tiene mucho sentido de invertir en estos niños y jóvenes, con medios económicos y espirituales.

 Si tienen alguna pregunta, o una idea, respecto a la posibilidad de ayudar al proyecto, contáctenme. Un saludo, Magdalena Abrams”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Información de contacto
 
 
 
 
Dirección y redacción de textos: Lcdo. Julio Calero G. - RR.PP.: Felipa Quinteros M.
Edición gráfica y videos: Mario Calero Q. - Diseño Web: Luis Calero Q.
Emails: revista_eec@yahoo.com - ecuadoracolores@yahoo.com
Guayaquil - Ecuador